Destacadas

Dado de alta el primer paciente que recibió un riñón de cerdo genéticamente modificado

Rick Slayman, el primer receptor vivo de un trasplante de riñón de cerdo modificado genéticamente, ha sido dado de alta hoy del Hospital General de Massachusetts, dos semanas después de la operación. “He deseado que llegara este momento, salir del hospital con uno de los certificados de salud más limpios que he tenido en mucho tiempo, durante muchos años. Ahora es una realidad y uno de los momentos más felices de mi vida”, ha dicho el paciente, de 62 años, a través de un comunicado difundido por el hospital.

Slayman es la tercera persona que recibe un órgano de cerdo modificado genéticamente. Las dos anteriores recibieron el corazón y murieron poco después de sus trasplantes. David Bennett vivió, dos meses con un corazón de cerdo genéticamente alterado en su pecho y murió en marzo de 2022. Lawrence Faucette, de 58 años, falleció en noviembre pasado después de haber recibido en septiembre un trasplante de similares características. Ambos sufrían una dolencia cardiaca terminal y se pusieron en manos del Centro Médico de la Universidad de Maryland, en Baltimore.

En el caso de Slayman, no se han observado síntomas de rechazo, la amenaza que pende sobre estos trasplantes. El órgano está cumpliendo las funciones renales, según los médicos, que le han dado el alta. “Estoy entusiasmado por volver a pasar tiempo con mi familia, mis amigos y mis seres queridos, libre de la carga de la diálisis que ha afectado a mi calidad de vida durante muchos años”, ha dicho Slayman en su comunicado. “Quiero dar las gracias a todos los que han visto mi historia y me han enviado buenos deseos, especialmente a los pacientes que esperan un trasplante de riñón. Hoy es un nuevo comienzo, no solo para mí, sino también para ellos. Mi recuperación avanza sin problemas y pido intimidad en estos momentos”, ha añadido.

Slayman, que ha sufrido diabetes tipo 2 e hipertensión durante muchos años, recibió previamente un trasplante de riñón de un donante humano fallecido en diciembre de 2018, tras haber estado en diálisis desde siete años antes. El riñón trasplantado mostró signos de insuficiencia aproximadamente cinco años después y el paciente reanudó la diálisis en mayo de 2023. Sin embargo, se encontró con complicaciones recurrentes en el acceso vascular de diálisis que requerían visitas al hospital cada dos semanas para descoagulación y revisiones quirúrgicas, lo que afectó significativamente a su calidad de vida, un problema común entre los pacientes en diálisis.

Edición genética

El Hospital General de Massachusetts, miembro fundador del sistema sanitario Mass General Brigham, anunció a mediados de marzo el trasplante, el primero con éxito del mundo de un riñón de cerdo modificado genéticamente a un hombre con enfermedad renal terminal. La intervención, realizada el sábado 16 de marzo, duró cuatro horas. El sistema Mass General Brigham tiene una larga historia en innovación de trasplante de órganos, incluyendo el primer trasplante de órgano humano exitoso del mundo (riñón), realizado en Brigham and Women’s Hospital en 1954.

El riñón porcino fue suministrado por eGenesis, firma de Cambridge (Massachusetts), a partir de un donante porcino que se modificó genéticamente mediante la tecnología CRISPR-Cas9 para eliminar genes porcinos nocivos y añadir determinados genes humanos para mejorar su compatibilidad con el ser humano. Además, los científicos inactivaron los retrovirus endógenos porcinos en el cerdo donante para eliminar cualquier riesgo de infección en humanos. Durante los últimos cinco años, el MGH y eGenesis han llevado a cabo una amplia investigación en colaboración.

La intervención se realizó en el marco de un protocolo conocido como uso compasivo concedido a un único paciente o grupo de pacientes con enfermedades o afecciones graves y potencialmente mortales para acceder a tratamientos o ensayos experimentales cuando no existen opciones de tratamiento o terapias comparables. Para que el procedimiento sea autorizado con carácter general hacen falta más ensayos.

El trasplante de órganos de animales genéticamente modificados abre una era de posibilidades y riesgos en la medicina. La escasez de órganos humanos se puede suplir con los xenotrasplantes, que es como se denomina a los trasplantes de células, tejidos u órganos entre especies distintas.

Según datos de la Red Unida para Compartir Órganos (UNOS) citados por el Hospital General de Massachusetts, más de 100.000 personas en Estados Unidos esperan un órgano para trasplante y 17 personas mueren cada día esperándolo. El riñón es el órgano que con más frecuencia se necesita para un trasplante, y se calcula que las tasas de insuficiencia renal terminal aumentarán entre un 29% y un 68% en Estados Unidos de aquí a 2030, según la bibliografía publicada en el Journal of the American Society of Nephrology.

(Con información de El País)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *