Gilberto Luna/Ultimátum
Chenalhó
En protesta porque desde hace más de 2 meses las autoridades municipales suspendieron el servicio de limpia en la cabecera municipal de San Pedro Chenalhó, pobladores tiraron los desechos en la sede de la alcaldía.
“La gente se organizó y en diversos vehículos, incluyendo la camioneta que le quitaron al Juez de Paz y Conciliación Indígena, Moisés Pérez Arias, acarreó la basura hasta la presidencia municipal”, informó un habitante que pidió el anonimato.
Agregó que desde hace dos meses se suspendió el servicio de limpia, por lo que la basura estaba amontonada en las banquetas y esquinas de las calles, generando pestilencia y focos de infección.
Aseguró que ante la falta de atención de Rosa Pérez Pérez, presidenta municipal de ese municipio (Partido Verde Ecologista de México), decenas de pobladores se organizaron la noche de este lunes y llevaron los desechos a la presidencia municipal”.
Los inconformes rompieron vidrios y abrieron puertas para depositar la basura en el despacho de la alcaldesa y otras áreas de la presidencia municipal, “la presidenta es una cochina, es del Verde y mira que es lo que está pasando en el pueblo”.
De acuerdo a lo expuesto por los inconformes, el problema se agravó hace unos meses porque el propietario del terreno en el que se tiraban la basura, que milita en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), ya no autorizó que se siguiera usando como basurero, por lo que ahora no hay dónde depositar los desechos.
Debido a lo anterior, los desechos fueron abandonados en la vía pública, pero la gente se cansó y acordaron que este lunes fueran a tirar a la presidencia municipal en protesta por la falta de responsabilidad de Rosa Pérez, quien pocas veces llega al edificio municipal.