Después de crucificarse y sacarse sangre para escribir leyendas en paredes del edificio que ocupa la CNDH, los integrantes de las organizaciones participantes dejaron la Plaza Catedral

Gilberto Luna/Ultimátum
SCLC
Integrantes de la Asamblea Nacional de Usuarios y Energía Eléctrica (ANUEE) y el Frente Popular Ricardo Flores Magón (FPRFM), levantaron este lunes el plantón que mantenían en la Plaza Catedral desde el pasado 28 de mayo en San Cristóbal de Las Casas.
En conferencia de prensa, manifestaron que después de iniciar una jornada intensa de protestas en contra de las altas tarifas de la energía eléctrica, que la CFE impone y de las reformas estructurales así como la defensa de los derechos humanos, decidieron retirarse.
“Reafirmamos que seguiremos en resistencia hasta lograr justicia para nuestros pueblos, por ello y por acuerdo de nuestro campamento decidimos levantarnos para escuchar el resultado de la consulta que están realizando nuestros compañeros desde las regiones y desde ahí definir las acciones que haremos para ser escuchados y  nos den respuesta a nuestras demandas”, señalaron.
Indicaron que las clases políticas de todos los colores han prometido que cuando lleguen a los cargos de elección popular bajarán los precios del consumo de energía eléctrica, cosa que no han cumplido.
“Por eso la ANUE y el FPRFM ya no le cree a los políticos porque sólo prometen en tiempos de elecciones,  pero cuando llegan al poder se olvidan de sus promesas, ya no regresan a las comunidades, ya ni te saludan”, aseguraron.
Los manifestantes dejaron en claro que luego de definir qué acciones implementarán para ser escuchados, regresarán antes del  primero de julio o después de las elecciones, pero adelantaron que serán acciones más radicales.
Finalmente, subrayaron que las demandas que han venido exigiendo son: cumplimiento de la minuta de trabajos firmados con los tres niveles de gobierno, donde se comprometieron a analizar las alta tarifas de la luz, ya que bimestralmente llegan los recibos de mil, 2 mil, y hasta 20 mil pesos, así como eliminación del historial de deuda.