La democracia no es propiedad del IEPC

Amet Samayoa Arce/Ultimátum

A 44 días de la justa electoral, Oswaldo Chacón Rojas reventó al IEPC. La democracia no es igual al IEPC, la democracia es la ciudadanía, la hace ella y es de ella. La democracia no es propiedad del IEPC, mucho menos de las tesis baratas y súper personales de Chacón Rojas que “divulgaba” que “la democracia estaba en riesgo” sino le deban los recursos públicos a los partidos políticos y a las arcas del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana. Más que falso e hipócrita. Su pésimo enfoque para gestionar los recursos financieros del IEPC lo llevaron a cavar su propia tumba. No es la crisis que pasa afuera, sino lo ineficiente que ha sido para representar los intereses de ese órgano público. Le ha sido fácil lavarse las manos y no admitir su fracaso personal, que mantiene en bancarrota al IEPC en todos los sentidos, incluso decidió mal emprender una campaña de linchamiento contra el Ejecutivo del Estado, señalando de limitar los recursos públicos de los partidos políticos, producto de sus prerrogativas. La otra campaña de Oswaldo Chacón, que todos notaban, era pregonar por todos los cafés públicos usando a sus tres o cuatro filtradores (no más) (uno de ellos , su preferido conductor en el debate) que el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Hacienda, no le quería autorizar los casi 100 millones de pesos para organizar las votaciones locales del primero de Julio ($953,546,174.90 de pesos, pero el Congreso del Estado está  autorizando $435,133,513.32 de pesos).

CONGRESO LE RESPONDE A CHACÓN ROJAS

Sin vueltas ni atajos, el Congreso del Estado le respondió claramente a Oswaldo Chacón Rojas: “imposible transitar un presupuesto electoral que excedía las posibilidades financieras y la realidad social de nuestro estado”, encaró el legislador Willy Ochoa. El Congreso Estatal fue más allá y pidió a los Consejeros Electorales, “construir” un presupuesto oneroso por un presupuesto claro y sin ambigüedades para cumplir con los compromisos del proceso electoral a cabalidad. En la reunión de trabajo, todos los diputados no se guardaron nada y se fueron duro y a la cabeza. Por ejemplo, la diputada Fabiola Ricci del PAN, observó a los Consejeros que el IEPC había solicitado 45 millones de pesos para el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), mientras que en 2016, Oaxaca y Puebla destinaron para el sistema informático de conteo de votos, 14 y 15.5 millones de pesos respectivamente, es decir, una sobreestimación de 30 millones de pesos más por dicho sistema. El PRD hizo lo mismo, a través de la diputada Elizabeth Escobedo. Directa enfrentó a los consejeros: su cifras  rebasaban la lógica de la racionalidad y refirió que solo en el rubro de viáticos, el IEPC solicitaba la cantidad de 64 millones de pesos y 12.7 millones para promover el voto de los chiapanecos en el extranjero estimando una participación de 2537 connacionales, más de 5 mil pesos por voto, señalando que parece que no se aprendió la lección de todo ese tema que significó la cárcel para todo el  anterior Consejo General del Instituto de Elecciones que se tipificó como fraude electoral. También el partido verde ecologista de México fijó su postura clara. El diputado David Reyes del PVEM realizó un ejercicio comparativo entre Puebla y Chiapas, y mostró que la primera, para la misma elección, con una lista nominal de 4.4 millones de electores, 30% mayor a la de Chiapas, y 217 municipios, desarrollará su proceso electoral con un presupuesto de 688 mdp, una discrepancia entre elecciones. Más claro ni el agua y si no le entienden “los sabios” consejeros es que de plano serán los peores ciegos y paralíticos de la historia de Chiapas. Por eso, el Presidente de la Mesa Directiva sostuvo que “el Congreso se ha manifestado siempre a favor de la democracia y de la autonomía de todas las instituciones que dan estabilidad social y política al estado, pero también, ha convocado a la conducción responsable de quienes son representantes de las instituciones”. En suma, nadie, ni hacienda del Gobierno del Estado ni el Congreso local va aprobar el capricho personal de Chacón Rojas, quien ya se frotaba las manos de gusto para hacer y deshacer los muchos millones de pesos en sus arcas. Comienza a barajarse al sustituto de Oswaldo Chacón Sin mediar pena ni rubor por su fracaso en el IEPC, el texto de puño y letra de Chacón Rojas que hace como respuesta al Congreso local es de colección como de esos personajes “envalentonados” cuando ya están en la horca y no se quieren dar cuenta que tienen sentencia evidente: el IEPC “será exigente y riguroso para seguir defendiendo su autonomía en todos sus aspectos contra actos tendenciosos que pretendan menoscabar la función electoral y desinformar a la ciudadanía”. Cual autonomía y cuál desinformación?. Desde Chacón Rojas hasta el último consejero tienen sello de propiedad. Todo mundo sabe el nombre y apellido de los padrinos y cómo y porqué fueron colocados como consejeros. Desinformación?, si la postura es clara del Congreso local: “No les vamos a autorizar los millones que piden porque se les pasó la mano”. Mala esa su tesis de que se va caer el mundo democrático de Chiapas si no se le da dinero al IEPC. Para empezar los partidos políticos y sus candidatos traen una campaña de meses atrás y no requirieron un solo quinto de sus prerrogativas. Ahora que el IEPC comenzó a emocionarse de que iba a tener muchos millones de pesos hizo compromisos personales con sus amigos de siempre que ya hasta hacían fila y fiesta para organizar los moches y componendas. Falso e hipócrita eso de lanzar al aire que un “arbitro criticado” debilita el juego electoral. Para nada. Hay encuentros deportivos de alto nivel que no han necesitado el arbitraje de nadie pues gana quien tenga que ganar, quien mete lo goles y quien encesta la bola en el tablero. Se le recuerda a Chacón Rojas que en las ultimas elecciones para Gobernador en varias partes del país, los institutos electorales  han terminado pulverizados y sin un gramo de reputación, con y sin dinero. Ni se debilita la democracia ni se deslegitima al presunto “arbitro” por la sencilla razón que chacón Rojas resultó un fraude por la ambición de recursos, peor que Lulú, auto endosándose él mismo como “la democracia la hago yo y si me critican cae la democracia”.

De Tarot y Adivinanza

La rivalidad política y hasta personal entre Fernando Castellanos y Eduardo Ramírez, antes y durante todo lo que va del sexenio para nadie es un secreto. Se advertían los únicos viables y fuertes para contender por la gubernatura en el 2018. Algo sabían desde ayer por la tarde, porque se reunieron a comer en concurrido restaurante y se percibían en un ambiente de gran amistad y fraternidad. ¿Los nuevos tiempos los harían por fin coincidir sin perversiones y enconos?. Ahí lo dejamos de tarea … servidos.

tarot722@hotmail.com