Shaddai Sánchez les retuvo más de medio sueldo a cerca de 15 trabajadores; hay pendientes en contrato colectivo; evidencian aumento de contrataciones e intento de basificar a gente que no tiene ni un año de antigüedad

Christian González/Ultimátum
TGZ
A pesar de que en varias ocasiones les habían incumplido algunas demandas como parte de su contrato colectivo de trabajo, la “gota que derramó el vaso” para que se manifestaran ayer jueves, fue el descuento de la mitad de sueldo a cerca de 15 empleados sindicalizados del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Chiapas (Cecytech).
En una protesta pacífica y con cartulinas en mano al interior de la Dirección General, ubicada en estos momentos en la colonia Jardines de Tuxtla, al poniente de la ciudad, los afectados recibieron el respaldo de los integrantes del Sindicato de Trabajadores Administrativos de esa institución.
Durante la misma, dejaron entrever que incluso en el Colegio se carece de recursos porque, de alguna manera, se ha “inflado” la nómina, es decir que desde que entró el director general al menos hay 25 puestos más, con diferentes sueldos. También evidenciaron que se busca basificar a algunos trabajadores de uno o dos meses de antigüedad.
Ante este panorama, José Eliecer Esponda Cáceres, secretario de Organización, lamentó que desde que Shaddai Sánchez Osorio tomó la batuta del Cecytech, no hubiera un diálogo directo con él, “nos mandaba con otras personas, con directores de departamento, y como muchas veces pasó, no se respetaron los acuerdos”.
Subrayó que las afectaciones abarcan a cerca de 164 trabajadores solo en Dirección General, lo que representa el 70 por ciento de quienes están en esa instancia, “y a tres años de habernos constituido como sindicato, estamos mostrando nuestra fuerza como tal”.
En estos momentos, dijo que el problema “estalló” porque sus compañeros afectados solo tomaron los 15 días de licencia que por ley les corresponde, “pero la Dirección General les aplicó un descuento de seis días, incluso sin aún haber tomado dicha licencia”.
Para él, esta medida “severa” transgrede sus derechos, “situación que nos parece grave porque todos tenemos familias, y que dependen de estos sueldos, y si esto estuviera justificado por la ley, al menos nos hubieran avisado con tiempo; por ello pedimos claridad en la institución, ser honestos de la parte titular, porque nosotros sí lo somos”.
Inclusive le demandó a Shaddai Sánchez respetar sus derechos y obligaciones, pues al aceptar el puesto, añadió, estaba consciente de la existencia de dos sindicatos, y que hay condiciones laborales establecidas que se tienen que respetar.
“Si nos pasamos y pedimos algo que no está contemplado, pues se justifica, pero que no nos engañen, que no nos agredan, y sabemos que esto lo hace porque no hay recurso en el Cecytech y quieren jalar economías para poder ejercer en lo que resta del año”, evidenció.
Sobre el presupuesto anual que recibe la institución, expuso: “Nosotros no tenemos la culpa de que el mismo esté desfasado y que no les alcance, y que ahora tengan que abusar de nuestros derechos para realizar algunas cuestiones internas”.
Como los inconformes se mantuvieron en protesta durante varias horas, sirvió como presión para que los directivos dialogaran y firmaran una minuta de acuerdos, en la que se comprometieron a solucionar todas las demandas pendientes a más tardar el próximo miércoles.
De acuerdo con Ana Laura Nigenda Ramos, secretaria general del Sindicato, la autoridad depositaría el descuento ayer mismo, así como el pago del apoyo a anteojos, “y nos dicen que tenemos derechos a todas las prestaciones pero nos quieren tratar de forma desigual”.
“Celebramos esto porque llegamos a buenos acuerdos, se firmó ese documento y a más tardar el miércoles lo otorgarán todo. Y quedó claro que tenemos derechos porque somos trabajadores totalmente legales; si no nos dan soluciones, tendremos que volver a tocar las puertas”, puntualizó.
Con una antigüedad de 22 años en el Cecytech, rememoró que nunca habían pasado por una situación parecida, “he gozado mi licencia, con salario completo, sin ninguna dificultad”.

CON OLGA ESPINOSA TAMBIÉN HUBO “ROCES”

Empero, según Esponda Cáceres con la exdirectora Olga Luz Espinosa también se habían enfrentado a una situación similar; “nosotros siempre hemos estado abiertos al diálogo, por eso nos manifestamos, porque nos están violando de forma grave nuestros derechos”.
Además, recordó que en su momento le bloquearon la entrada a su despacho porque no les quería respetar que un Juzgado Federal les otorgó el registro como sindicato y que tenían los mismos derechos en el contrato colectivo laboral, “que si bien celebró otro sindicato mayoritario en su momento, la ley nos ampara en ese sentido a todos los trabajadores de base, sin distinción”.
No obstante que se mostró agradecida con la respuesta e incluso con lágrimas, Ana Nigenda, de nueva cuenta, amagó con iniciar una serie de acciones hasta lograr que les cumplan con lo establecido, sobre todo porque existe el temor de que esta administración concluya y no se les haga justicia.
Al respecto, José Eliecer consideró necesario revelar las anomalías que ocurren para que éstas no se repitan no solo en el Cecytech, sino en otras instituciones públicas, en detrimento principalmente de la base trabajadora. “Buscaremos que todos los diálogos se protocolicen con una minuta, porque ya no creemos en las palabras, porque no se cumplen”.