Dagoberto Zambrano / Ultimátum

TGZ

En Chiapas, existen poco más de 700 universidades particulares, de las cuales en 2017 se retiraron cerca de 109 RVOES (Reconocimientos de Validez Oficial de Estudios del tipo Superior) por plagio de planes y programas de estudio. “En 2018 prevemos retirar otros más”, comentó Marco Antonio Zenteno Núñez, subsecretario de planeación educativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el estado.
Lo anterior -dijo- como parte de una regulación estricta emitida a principios del presente año, de tal manera que el numero de escuelas ilegales actualmente es mucho menor al conteo registrado durante el año anterior.
“Nos estamos apoyando en las universidades para que ellos nos revisen los planes y programas de estudio que cada escuela presenta, y no sean programas copiados, colados y pegados”.
Agregó que entre los RVOES retirados, se suspendieron materias y licenciaturas que no cumplieron con los requisitos de autenticidad. Asimismo, informó no saber con exactitud cuantas escuelas operan de esta forma, pero indicó que a varias se las girado la tercera notificación, por lo que es posible que en breve se suspendan de forma temporal, por lo menos hasta que se regularicen.
En cuanto a los institutos que tras el sismo ocurrido el pasado siete de septiembre, tienen que presentar su dictamen de seguridad e infraestructura, aseveró que aún faltan aproximadamente 300 escuelas por hacerlo, sin embargo -puntualizó- la mayor parte de estas se encuentra a salvo de riesgos.
“Estamos notificándoles de manera legal que deben cumplir con este requisito, algunas escuelas no han podido hacerlo, argumentan que los dictámenes son un poco costosos y según estas, cobran una colegiatura muy baja, lo cual no les permite ponerse al día”.