La alcaldesa protagonizó el fin de semana un zafarrancho con pobladores de comunidades que se oponen a la instalación de un relleno sanitario provisional

Leonardo Gutiérrez/Ultimátum
TGZ
La presidenta municipal de Yajalón, Guadalupe Pimentel Utrilla, se enfrentó a golpes con ciudadanos inconformes por la instalación de un basurero provisional en el barrio San Luis, en donde familiares de ella son propietarios de un predio.
Tras la clausura del relleno sanitario por parte de autoridades estatales en días pasados, derivado de la contaminación provocada al río, y por encontrarse en el barrio Candelaria, muy cerca del Lienzo Charro, de la escuela preescolar Niños Héroes y del Hospital General de Yajalón, la alcaldesa determinó de forma arbitraria abrir un nuevo tiradero de basura.

Para los trabajos de habilitación envió maquinaria pesada al nuevo lugar, sin embargo, los habitantes de los barrios Santa Lucía, San Martín y San Luis, se opusieron y buscaron el diálogo con la presidenta, pero fueron agredidos por la primera autoridad municipal y el personal que la acompañaba.
Pimentel Utrilla es cuñada del hoy candidato de Morena al municipio de Yajalón, Alfredo Pinto Aguilar, quien asume que tiene el triunfo asegurado en las próximas elecciones, por esta razón la ciudadanía rechaza la violencia y les pide establecer acuerdos, al considerar que la instalación de un basurero en un lugar inapropiado representa riesgos graves para la salud de la población circunvecina.
Son un total de 240 pobladores firmaron un documento en el que rechazan la instalación del basurero, y asumen manifestarse para evitar que la alcaldesa viole las leyes en materia ambiental y su responsabilidad como gobierno municipal.
Actualmente, la basura se viene acumulando en las calles de la cabecera municipal, lo que hoy mantiene un clima de inconformidad y descontento entre la ciudadanía, porque la alcaldesa es incapaz de generar una solución inmediata.