Hay quienes fincan sus esperanzas de triunfo en regalar dinero a los pueblos pobres, que no fácilmente vencen la tentación de apoyar a quien les obsequia más cosas

Gilberto Luna/Ultimátum

Sclc

El obispo Felipe Arizmendi Esquivel, llamó a la población analizar las opciones partidistas sin permitir la comprar del voto, ni dejarse engañar por los regalos, las promesas y la publicidad. Por el contrario deben aprender a discernir y decidir por el bien del pueblo.

En vísperas de las próximas elecciones del 2018, donde se elegirán, presidentes municipales, diputados federal y locales, senadores y la presidencia de México, se van aclarando los panoramas y los nombres de los candidatos.

Dijo que rumbo a las elecciones federales, estatales y municipales del 1 de julio de 2018, se aclara el panorama, se van definiendo las candidaturas, se consolidan las alianzas y se presentan las alternativas. Sin embargo, muchos ciudadanos se sienten desconcertados, porque no saben por quién inclinarse, acotó.

Agregó que los aspirantes abruman y los saturan con anuncios partidistas, y llegan a causar repulsión, rechazo, fastidio, cansancio y desconfianza; pareciera que la verdad y el bien dependen de la astucia para difundir propaganda a favor de determinada opción.

Pero se olvidan de las propuestas y de la calidad de las personas, y lo peor de esto es la fuerza del dinero la que se impone. Quien tiene más recursos económicos, puede pagar más espacios publicitarios en los medios comunes y en las redes sociales, sostuvo.

Pero también  hay quienes fincan sus esperanzas de triunfo en regalar dinero a los pueblos pobres, que no fácilmente vencen la tentación de apoyar a quien les obsequia más cosas, o les promete lo que es difícil cumplir, pero luego no los cumplen, mencionó.

“Es la ciudadanía la que debe madurar y discernir, para saber qué persona es la más digna de crédito, tanto por sus propuestas, como sobre todo por su personalidad, su experiencia, su honradez y coherencia, sus criterios y comportamientos, su capacidad de integrar y crear puentes de colaboración”.