Gilberto Luna/Ultimátum

SCLC

Luego de permanecer tres días los restos de Rafael Landerreche Gómez Morín en la comunidad de Acteal, exintegrante del Frayba y quien perdió la vida la madrugada del pasado viernes por un problema renal, fue sepultado este domingo.
Gómez-Morín falleció a eso de las 03:00 de la madrugada del pasado viernes, y posteriormente su cuerpo fue llevado hasta Acteal, donde fue recibido por cientos de indígenas de la región.
Durante varios años fue colaborador del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), entre otras organizaciones de defensores de derechos humanos en la región Altos de Chiapas.
Al medio día de este domingo fue sepultado en el panteón de la comunidad de Acteal, donde permanecen descansando los 45 cuerpos de los mártires, asesinados durante una oración el 22 de diciembre de 1997.
Cientos de indígenas de la sociedad civil Las Abejas de Acteal, así como la presencia de extranjeros, entre cantos, vivas, lágrimas, despidieron a Gómez Morín, quien ahora descansa en el panteón de la comunidad indígena porque esa fue su última voluntad.
Intregrantes del Frayba lamentaron la muerte del luchador social, quien durante muchos años en la región Altos defendió a los más pobres, protestando en beneficio a la sociedad.
“Querido Bankilal, hermano de lucha, querido hermano que caminaste en las montañas de día y de noche, en tu arduo camino cobijaste tantos dolores, como luces en plena obscuridad, tu palabra viaja en alto, tu palabra nos nombra y dignifica desde tu voz lleno de lucidez, nos acompañará siempre y juntos con los pueblos indígenas haremos un solo canto rebelde”, dijo un integrante del Frayba.