“La discusión sobre si Chiapas debía seguir formando parte de México, unirse a Guatemala o convertirse en nación independiente, fue acalorada”, Castro Aguilar

Vanesa Ríos/Ultimátum
TGZ
“La provincia de Chiapas que libre y espontáneamente se uniera a México en 1821, poco después quedaba autónoma el 19 de marzo de 1823 al abdicar al trono del Imperio Mexicano, don Agustín de Iturbide”, informó el cronista José Luis Castro Aguilar.
Por tal razón, señaló que la Junta Suprema Provisional de Chiapas quien por decreto del 19 de julio del mismo año declaró a Chiapas como provincia independiente tanto de México como de Guatemala, y de cualquier otro país.
“La discusión sobre si Chiapas debía seguir formando parte de México, unirse a Guatemala o convertirse en nación independiente, fue acalorada”, refirió el cronista.
No obstante, indicó que este desconcierto fue aprovechado por el general mexicano Vicente Filisola para disolver la Junta Suprema Provisional, la que venía gobernando la provincia chiapaneca: “En un intento por influir entre la población y siguiera formando parte de México. Pero nuevamente un puñado de valientes chiapanecos, encabezados por Joaquín Miguel Gutiérrez, fray Matías de Córdoba, fray Ignacio Barnoya y Matías Ruiz, proclamaron el 26 de octubre de 1823 el Plan de Chiapa Libre y reinstalaron el 29 del mismo mes la mencionada junta”.
Castro Aguilar sostuvo que este acto fue reconocido mediante el decreto del 26 de mayo de 1824, por el Congreso Mexicano, quien dejó en plena libertad al pueblo chiapaneco para que decidiera libre, independiente y soberanamente su destino: “Fue así como pudo celebrarse aquel histórico plebiscito en que la mayoría del pueblo chiapaneco votó por seguir formando parte de México”.