Patricia Sánchez/Ultimátum

TGZ

“El siguiente gobernador va a recibir un estado con recesión económica, con mayor deuda, con más conflictos sociales y con una percepción social más confrontada”, aseveró Diego Valera, ex diputado y actual precandidato del PRD por la coalición “Por Chiapas al Frente”.
Al preguntarle cómo ve la actual administración estatal comentó que el estado esta en una etapa de recesión económica grave ya que han pasado seis trimestres en donde no ha habido crecimiento económico derivado en parte por la fatal de inversión y desarrollo productivo. Esto a aunado a que crezca la delincuencia y el hartazgo de la sociedad.
Aunque se han preponderado en los últimos dos sexenios programas sociales, el el último se han otorgado a sectores que aún pueden laborar y aunque se diga que se invierte en la gente este rubro se hace con una mala administración, lo que a aunado a la crisis económica que se vive en todos los ámbitos.
Comentó que aún no se tiene una cifra exacta de cuánta será la deuda económica que deje el actual gobierno y habrá que esperar a su salida para saber en que condiciones recibirá el estado el próximo gobernante.
Para que el estado pueda recuperarse mencionó que se necesitan acciones claras y contundentes más allá de los colores que representen los actores políticos que ocupen los puestos de poder en el próximo sexenio.
“La diferencia en Chiapas no será por un color, será cuando se privilegie el proyecto de gobierno por encima del proyecto político personal de cualquier candidato”, comentó el ex diputado.
Los dos últimos sexenios han en especial el de Juan Sabines Guerrero han dejado al estado en una crisis severa que será otorgada al próximo gobernador quien tendrá que tener un plan contundente para sacar a Chiapas de la recesión económica en la que se mantiene desde hace tiempo, por lo que no será una tarea fácil de llevar, mencionó Valera.