El amparo le fue negado a Zebadúa González, presunto autor material del asesinato de Andrés Jiménez Pablo, líder de este colectivo en la localidad de Lucio Cabañas

Dagoberto Zambrano / Ultimátum
TGZ
Integrantes del Movimiento Campesino Regional Independiente (Mocri) se concentraron este miércoles a las afueras de las instalaciones del Poder Judicial de la Federación para solicitar que no dejaran en libertad a Francisco Zebadúa González, presunto autor material del asesinato de Andrés Jiménez Pablo, líder de este colectivo en la localidad de Lucio Cabañas en el municipio de Ocozocoautla.
La aglutinación fue un acto de presión hacia las autoridades que se encontraban deliberando a favor o en contra del amparo presentado por Zebadúa González, quien negó ser el autor material de este crimen.
“Tras casi tres horas de debate entre los magistrados;”, informó, Rosa Clemente Solís, abogada de la esposa de Jiménez Pablo.
Un juicio que previó será prolongado, pero que, servirá para presentar las pruebas contundentes con siete testigos que señalan a Zebadúa González como el asesino directo.
Ante esto, Clemente Solís y los integrantes del Mocri se mostraron contentos, “cómo no sentirnos felices, si vemos que las marchas que hemos hecho están teniendo un logro, que la viuda que está aquí presente, no va a quedar impune la muerte de su esposo, que a aquellos niños que quedaron desamparados, el día de hoy la justicia está haciendo valer el estado de derecho”, dijo.
De no existir ningún sesgo por parte de la ley en este proceso, el victimario será sentenciado de 40 a 60 años de cárcel. Cabe mencionar, que los hechos ocurrieron el pasado 12 de agosto, en el municipio de Ocozocoautla, al rededor de las 16 horas, cuando Francisco descargó 12 veces su arma calibre 9 mm sobre el pecho de Andrés Jiménez, quien murió instantáneamente.
Por otra parte, la esposa de Jiménez Pablo, indicó estar tranquila con la respuesta dada por los magistrados, “quienes hasta ahorita hicieron bien su trabajo porque hay testigos, no nada más estamos diciendo que es él, al señor ni lo conocíamos, pero hay testigos que lo señalan y si el fue el que asesinó a mi esposo que pague”, declaró.
En tanto, explicó que por parte del autor material no existe ningún motivo para matar a Jiménez Pablo, no obstante, infirió que probablemente la orden fue dada por personas contrarias a la lucha social que mantenía su esposo.