Gilberto Luna/Ultimátum
SCLC
Norberto González Aguilar, presidente de la colonia Las Rosas, pidió a las autoridades que no sea reabierto el Rastro Municipal, pues –dijo- representa un riesgo de salud, según dictamen de la Cofepris; se ha dado a conocer que el inmueble está siendo remodelado para su reapertura.
“Tenemos ahorita un problema fuerte sobre el asunto del rastro, el actual presidente municipal Marco Antonio Cancino González nos dijo que ya era un hecho que se clausuraba; el 18 de mayo nos dio esa información y nosotros le creímos, ahora nos salen con que le están haciendo mejoras al rastro para que vuelvan a abrir otra vez a pesar de que la Cofepris les aplicó 56 observaciones para que se suspendiera en uso del lugar”, explicó el inconforme en un escrito.
Señaló que la misma Cofepris, instancia de salud federal, puso sellos de clausura; por lo que piden el apoyo a la presidenta electa, para que tome cartas en el asunto y no se abra el rastro de nuevo, porque es un problema de salud latente, “es un matadero, no tiene nada de rastro, se suspendió a partir del 31 de mayo, ya van más 3 meses desde su clausura”.
“Ahorita la verdad está bien, no tenemos olores, no hay contaminación, pero la verdad yo tuve amenaza de muerte, eso lo dimos a conocer a los medios de comunicación, nos apoyaron, también hicimos la denuncia al Ministerio Público, a donde se presentó una constancia de hechos”, dijo González Aguilar.
Comentó que ya realizaron una gran inversión y que se tiene que reabrir el rastro, y eso no puede ser posible, porque representa un serio riesgo de salud para la población, y más para los que viven cerca del rastro.
La Cofepris precisa que no pueden abrir el rastro municipal, en tanto no se regularice y se cumpla con las 56 observaciones emitidas ante el ayuntamiento de San Cristóbal de Las casas, “Si lo reabren habrían consecuencias graves hacia los habitantes”, finalizó.