Claudia Lobatón/Ultimátum
TGZ
Padres de familia de la Escuela Secundaria Federal “Ricardo Flores Magón”, pidieron la intervención de las autoridades correspondientes, ante la falta de cumplimiento por parte la dirección de esta institución educativa, al realizar colectas en cada ciclo escolar y no generar beneficios para las aulas e inmobiliario.
“Nosotros queremos el bienestar para nuestros hijos y en qué condiciones nos encontramos, mire hay talleres que están reparando porque los muebles están todos apolillados, no sé si alcanza a verlos, están todos apolillados y están todas podridas las maderas”, denunció María del Carmen Hernández, madre de familia inconforme.
Afirman que cada ciclo escolar los padres de familia le otorgan 500 pesos por alumno a la dirección para realizar mejoras a las instalaciones, sin embargo, las condiciones de la escuela no son óptimas.
Los padres de familia solicitaron a las autoridades correspondientes se investigue y que se esclarezcan los recursos superiores a un millón de pesos que ha reunido la dirección en cinco años, pues actualmente no hay mesas, ni sillas dignas en las más de 18 aulas.
Finalmente, señalaron que los padres de familia se han unido porque el malestar es generalizado, porque se trata de una irregularidad y abuso por parte de los directivos de la institución educativa, cuando se ha tratado de abonar y apoyar para las mejoras del plantel pero el recurso no ha sido aplicado correctamente.