Dagoberto Zambrano / Ultimátum
TGZ
Para abonar a la seguridad de las obras, los ingenieros topógrafos deben ser profesionistas capacitados y no personas empíricas que no cuentan con el perfil académico adecuado, informó José Luis Velázquez Cifuentes, tesorero del V Consejo Directivo del Colegio Chiapaneco de Ingenieros Topógrafos (Cchitac), en el marco de la Reunión Nacional de Colegios de Ingenieros Topógrafos, Geodestas y Geomáticos de México, realizada en el estado de Puebla.
Dentro de las problemáticas comunes que atraviesa esta profesión se encuentra el bajo índice de titulación de los recién egresados. “Por lo que es necesario consolidar la figura del ingeniero topógrafo y especialmente, la del profesional chiapaneco”, dijo.
Además de establecer estrategias que fortalezcan la licenciatura a nivel nacional, destacó que Chiapas goza de un alto reconocimiento por parte de sus homólogos del resto del país en esta materia.
No obstante, falta organización para tener mayor incidencia en las áreas de la administración pública, academia, servicio a la sociedad, entre otros.
“Un acuerdo establecido durante la reunión y que será ampliamente fomentado en Chiapas, es acercarse a los profesionistas de esta área para exhortar a las universidades que brinden la carrera de ingeniería topográfica a fin de tener presencia en todo el país y brindar así, certidumbre a la obra tanto pública como privada”, mencionó.
Finalmente, las conclusiones y acuerdos tomados en esta reunión, serán compartidos con el resto de agremiados al colegio chiapaneco durante una Asamblea Extraordinaria, “este V Consejo Directivo tiene como finalidad elemental, que la sociedad conozca de nuestras facultades y alcances, pero también de las diversas áreas en las que podemos apoyar”, subrayó.