Tras la reunión que sostuvieron los jerarcas católicos en días pasados en la capital del país, el prelado exhorta a la ciudadanía a razonar las propuestas de los aspirantes a cargos de elección popular

Gilberto Luna/Ultimátum
SCLC
El titular de la diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Rodrigo Aguilar Martínez, señaló que en las campañas electorales existen muchas descalificaciones, agresividad y mucho afán de imposición.
En conferencia de prensa, invitó a todos los candidatos y ciudadanos a que reflexionen seriamente y poder avanzar en el sentido democrático, lo cual es muy difícil, pero no hay que perder la esperanza, instó.
El alta jerarca dijo que hace unos días participó en la  Asamblea de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en la Ciudad de México, en la que fueron recibidos por separado los candidatos presidenciales, quienes dieron su punto de vista y ayudaron a reflexionar, pero hay muchos otros factores que deben tomarse en cuenta.
“Por ejemplo, cómo ha sido el ejercicio de sus cargos, el equipo del que se quieren rodear y la participación de todos; que nuestra patria se desarrolla no dependiendo solo de quién vaya a estar al frente, pues a fin de cuentas están al frente a nivel federal, estatal y municipal muchas personas y todos tiene su parte”, expresó.
Agregó que la política, en el más noble y fino sentido, es la búsqueda del bien común y los papas San Juan San Pablo II, Benedicto 16 y Francisco han encomendado mucho el ejercicio político de esa búsqueda del bien común, no se trata de que la ciudadanía hagan propaganda partidista, cada quien ya elegirá por quién votar, tomando en cuenta que será un proceso y una elección muy significativa, en los tres niveles de gobierno.
Señaló que la Iglesia mexicana se preocupa, porque pudiera haber violencia en estas elecciones, porque la violencia trae más violencia; porque la gente discute y pelean, pero siempre buscando qué es lo mejor para la patria, aunque desgraciadamente hay muchos egoísmos e imposiciones.
Aguilar Martínez explicó que el principal tema en la asamblea de la CEM, fue dar pasos para terminar el documento denominado “Proyecto global de pastoral”, el cual no elimina los planes pastorales de las diócesis sino que los respalda.
“Pero unifica a todos para estar en comunión, para que todas las diócesis del país caminen hacia dos fechas significativas en la fe: 2031, cuando celebramos los 500 años del acontecimiento guadalupano y 2033, en que también celebramos 2 mil años de la redención de Cristo”, finalizó.