El 50% de los municipios presentaran observaciones al término del sexenio, aseguró en entrevista el responsable de la Auditoría Superior del Estado de Chiapas

Dagoberto Zambrano / Ultimátum
TGZ
Entre el 40 y el 50 por ciento de los 124 municipios de Chiapas presentarán observaciones persistentes en su cuenta pública al término de la administración de Manuel Velasco Coello, declaró Alejandro Culebro Galván, titular de la Auditoría Superior del Estado de Chiapas.
Este lunes, en entrevista para Ultimátum Digital, donde compartió foro con el director general de esta casa editorial, Amet Samayoa Arce, señaló que, el buen trabajo de una Auditoría Superior se traduce en mejores calles, más alumbrado y menos pobreza para la población.
Abundó que, la carencia de los municipios en la entidad -entre otras cosas- es porque no cuentan con un plan de desarrollo municipal que vaya de acuerdo a sus necesidades, en tanto, se priorizan obras que generan votos y aplausos.
En cuanto al proceso de entrega recepción, indicó que “va en tiempo y en forma” con los lineamientos que marca la ley, no obstante, se realizan esfuerzos con las presidencias municipales para dejar en claro las deudas que heredarán los nuevos alcaldes.
Al respecto, comentó que, los problemas de Tuxtla Gutiérrez son históricos y no podrán resolverse de fondo, dado que se necesita mucho dinero. “Nosotros estamos auditando la cuenta pública, y las mayores observaciones tienen que ver con el tema de obra”.
Sin embargo, aseveró que el aguinaldo está asegurado para los trabajadores del Ayuntamiento capitalino, aún cuando Tuxtla Gutiérrez es el municipio que más gasta en este rubro, 40 millones de pesos (mdp), sobre todo en el número de personas sindicalizadas; con lo que las últimas cuatro administraciones han solicitado créditos para solventar estos pagos.
En el mismo sentido, explicó que al ser Tuxtla Gutiérrez la capital del estado, no implica que sea el municipio que reciba más recursos de la federación, “el error es que todos -los municipios- quieren depender de ese fondo sin preocuparse por un mejor modelo de recaudación”.
Apuntó que, Ocosingo, San Juan Chamula, Las Margaritas, Oxchuc están inscritos en programas sociales que los ubican en los cinturones de pobreza que les permite acceder a mayores recursos en comparación a la capital chiapaneca, “por eso es imperdonable que no se apliquen bien”.
“Hay municipios de la entidad que de acuerdo a su rezago de pobreza, la Secretaría de Hacienda Federal distribuye los recursos de fondo de participación, un ejemplo Ocosingo, que anualmente recibe 700 millones de pesos”.
Hace falta -dijo- que los planes de desarrollo aprobados por el Congreso del Estado se pongan en práctica y se les de la importancia debida en cuanto al nivel recaudatorio que contemplan los municipios, asimismo deben ser mucho mas modernos y actualizados.

DENUNCIAS

Por otra parte, informó que a dos años y medio de estar al frente del OFSCE, se han emprendido más de mil 400 procedimientos jurídicos que recaen en sanciones administrativas y otros en el área penal de la Fiscalía Anti Corrupción.
Tramites que gracias a la creación del Sistema Estatal Anti Corrupción, el cual dotó de mayores facultades al ASE en materia de investigación y subsanación de expedientes, la Fiscalía Anti Corrupción puede hacer la sanción mucho más expedita.
“A pesar de ello, tenemos que recordar que, para que haya corrupción deben haber dos partes, la pública y la privada, donde los contratistas inician un proyecto y cuando se les da el anticipo se van o hacen la obra de mala calidad, por ahorrarse unos precios”, dijo.
Advirtió que, el organismo que preside ha recibido denuncias tanto de autoridades como de empresas privadas, “a quienes estamos sancionando; qué queremos, que el constructor, “amén de su situación legal, regrese lo que se llevó, porque la lucha anticorrupción no sirve de nada si no recuperamos el dinero”.
Especificó que en el tema penal le corresponde a la Fiscalía fincar responsabilidades, asimismo, la ASE tiene que asumirse como un órgano que empiece a sancionar cada vez mas al área contratista y, sobretodo a recuperar el dinero.
Acotó que existen muchas dificultades, dado que, “los peces gordos no son tontos, cuando la Secretaría de Hacienda pretende lograr el cobro de estos créditos a través del Procedimiento Administrativo de Ejecución, normalmente han protegido su patrimonio, es decir, llegan los ejecutores de Hacienda y ya no localizan bienes susceptibles de embargo.
Alegó que estas intenciones van por buen camino, pero falta que la ciudadanía participe más; aún cuando se tiene expectativas en el sistema de denuncias que el pasado mes de junio se actualizó, “estamos recibiendo de 15 a 20 denuncias a la semana y a veces ninguna. He estado en reuniones con el gobernador y me queda claro que no van a meter las manos por nadie, aquel que se descubra que usó indebidamente los recursos se le iniciará un procedimiento”.