Fue publicada por la editorial Penguin Radom House, y forma parte de la trilogía del libro “Como agua para chocolate” que se estrenó en la Feria del Libro de Guadalajara. Se presentará en Chiapas el próximo 2 de marzo

Tadeo Márquez/Ultimátum
TGZ
La escritora Laura Esquivel estará en Chiapas para presentar su libro “Mi negro pasado” el próximo 2 de marzo en el Centro Cultural “Jaime Sabines”, evento programado a partir de las 18:00 horas por parte de la Asociación de Libreros Chiapanecos, como parte del Programa “Chiapas Lee”.
“Mi negro pasado” es su novela más reciente y fue publicada por la editorial Penguin Radom House, y forma parte de la trilogía del libro “Como agua para chocolate” que se estrenó en la Feria del Libro de Guadalajara.
Esta obra contribuye a la defensa de la independencia femenina, y la mejor receta contra los males de nuestros días: el desarraigo, la obesidad y el consumismo vacío.
María es la protagonista y es adicta a la comida, sufre el injusto fin de su matrimonio, en mitad de una avalancha de reproches racistas y machistas. Deshecha, recibe de manos de Lucía, su abuela por mucho tiempo ausente, el diario de Tita. Al adentrarse en él, descubrirá insospechados secretos familiares, la capacidad del espíritu humano para volar alto gracias a la alquimia que transforma los ingredientes naturales en alimento y un sentido de pertenencia jamás experimentado.
En palabras de la autora, “Mi negro pasado” es una novela que no dejará indiferente a nadie, la épica de varias generaciones de mujeres libres y apasionadas que nos enseñan a vencer las adversidades.
Laura Esquivel cursó estudios de educadora, así como de teatro y creación dramática, y se especializó en teatro infantil, siendo cofundadora del “Taller de teatro y literatura Infantil”, adscrito a la Secretaría de Educación Pública. Entre 1979 y 1980 escribió programas infantiles para la cadena cultural de la Televisión Mexicana, y en 1983 fundó el Centro de Invención Permanente, integrado por talleres artísticos para niños, asumiendo su dirección técnica.
En 1989 obtuvo gran éxito con la novela “Como agua para chocolate”, que sería llevada al cine por Alfonso Arau en 1992, partiendo del guión escrito por la propia Laura Esquivel. El relato de una historia de amor desde los fogones de una cocina conquistó al público y a la crítica, que habló, no ya de realismo mágico al modo de los “Cien años de soledad” de García Márquez, sino de la magia de la literatura o la literatura mágica al referirse a esta obra. Se realizaron traducciones a decenas de idiomas y, en 1994, la novela recibió el premio American Bookseller Book of the Year en Estados Unidos.
Tras superar una grave trombosis y un doloroso divorcio, en 1995 publicó su segunda novela, “La ley del amor”. Aquellas primeras ideas que apuntara en la obra que le dio fama, volverían a aparecer en “Íntimas suculencias” (1998), una recopilación de cuentos que acompañan a recetas de cocina, donde la autora insiste en su máxima de que “Uno es lo que se come, con quién lo come y cómo lo come”. Le siguieron “Estrellita marinera” (1999), “El libro de las emociones” (2000) y “Tan veloz como el deseo” (2001).