Patricia Sánchez / Ultimátum

TGZ

“Consumir productos locales es importante ya que con ello la economía del estado se fortalece”, aseveró Gina Vega, emprendedora social quien en conjunto con 25 artesanas de comunidades indígenas de la entidad han lanzado la marca de bolsas adornadas con textiles “Nucú”.
Uno de los objetivos de esta marca es ayudar a mejorar la calidad de vida de las artesanas que colaboran en el proyecto, todas son madres solteras y por ello sufren discriminación dentro de sus comunidades y de las otras artesanas por este factor.
El 30% de lo que se vende va directamente a las manos y bolsillos de estas mujeres para que con ello puedan sostener a sus hijos obteniendo el pago y trato justo por su trabajo, sin tener que recurrir a terceras personas o tener que mal vender sus textiles para subsistir.
“Es motivante para ellas que valoren su trabajo y que paguen el precio justo por ello”, aseveró Gina Vega ya que por desgracia incluso el mismo mercado de artesanas en las comunidades indígenas no es equitativo con las demás.
La idea de esta marca surgió desde hace dos años pero hasta el año pasado pudo concretarse y desde el inició se comenzó a trabajar con artesanas de Zinacantán, San Juan Chamula, Amatenango y Aguacatenango quienes producen los textiles originales que adornan las bolsas.
La emprendedora comentó que esta también es una manera de reivindicar su trabajo y los textiles de las comunidades indígenas y realzar la identidad del estado que esta representada en ellos.
“Esta también es una manera de enseñarle a la gente, a través de la moda, todo el trabajo que realizan las artesanas y mostrarles un poco de la cosmovisión que plasman en los textiles y así puedan valorarlo más”, mencionó la emprendedora.
El consumo de productos locales de micro y pequeñas empresas que además tienen un fin social es importante ya que de esta manera no solo se apoya a los emprendedores también se apoya a las personas que están detrás de estos proyectos.