Se teme que existan afectaciones estructurales por corrosión de la mezcla de aguas, además de los esfuerzos generados por los terremotos del pasado 2017 y sus más de 18,000 replicas

Ing. Marco Antonio Penagos Villar/ Ultimátum
TGZ
San Cristóbal de Las Casas es una ciudad que tiene una población de acuerdo a INEGI (2014), de 171,400 habitantes, por proyecciones estadísticas se calcula que actualmente en el 2018 cuenta con una población de 185,905 habitantes.

Imagen satelital del Desarrollo Urbano y crecimiento de la ciudad de San Cristóbal de Las Casas en Chiapas, desplantada sobre La Cuenca del Valle de Jovel.

La ciudad se ha caracterizado por presentar un rápido crecimiento tanto de su población como de la superficie que ocupa, especialmente desde 1970, cuando apenas contaba con 26 000 habitantes (INEGI, 2010; CONAPO, 2005; García, 2005).
Es decir, la población de la ciudad de San Cristóbal de Las Casas creció en tan solo 48 años 715%, sometiendo a presión el Desarrollo Urbano y Obras públicas y privadas, acelerando diversas soluciones que si bien cumplen en su momento, a la larga resulta, contraproducente por los altos costos y riesgos que esto implica.
Actualmente, la ciudad de San Cristóbal concentra el 88% de la población municipal de un total de 209,591 habitantes (INEGI 2015), y el porcentaje restante se distribuye en 96 localidades rurales situadas a su alrededor.
Al mismo tiempo, el municipio es el centro rector de la región Altos Tzotzil-Tzeltal que incluye otros 16 municipios, principalmente de población indígena, los cuales presentan muy alto grado de marginación.
Lo anterior implica una gran presión para la ciudad como referente regional en la búsqueda de oportunidades de desarrollo, y ha propiciado un crecimiento caótico e irregular a partir de flujos de inmigración regional que se ven acentuados en periodos de conflicto político o social, tales como las expulsiones religiosas de los años ochenta en los municipios vecinos, o la rebelión zapatista en 1994; ello ha ocasionado que gran parte del espacio urbanizado de la ciudad se haya ocupado por la vía ilegal (Velázquez, 2004).
A este crecimiento por inmigración regional se ha sumado una gran cantidad de personas originarias de otros estados y del extranjero, que radican de manera permanente o temporal en esta ciudad de gran atractivo turístico.
Anterior al actual acelerado crecimiento poblacional y Desarrollo Urbano y hasta 1974 la ciudad de San Cristóbal de Las Casas registraba cada poco tiempo severas inundaciones, mismas que sometían a Riesgo a sus habitantes y a toda la infraestructura colonial, artística e histórica que la ciudad detenta.

LA CUENCA DEL VALLE DE JOVEL

La Cuenca del Valle de Jovel, abarca los municipios de: San Cristóbal de Las Casas, Chamula, Tenejapa, Huixtán y Zinacantán. Se ubica en la región de los Altos de Chiapas. Es una Cuenca Endorreica (cerrada) y semi -alargada, con una superficie aproximada de 285.58 Km2. Pertenece a lo que la CONAGUA denomina “Región XI Frontera Sur” y es una cuenca tributaria del Río Grijalva, abierta artificialmente en los años de 1974-1976.

Inundación de la Cuenca y Valle de Jovel, entre 1940 y 1950. Créditos de la fotografía: Álbum del Lic. Rolando Villafuerte Aguilar.

La mayor parte de la cuenca está en San Cristóbal de Las Casas, donde se encuentran los ríos Amarillo y Fogótico, y los arroyos Chamula, Peje de Oro y Ojo de Agua. También encontramos los humedales de María Eugenia, Peje de Oro, La Hormiga, La Kisst, La Almolonga, Almolonguilla, Navajuelos, Real del Monte y Campanario.
En los humedales encontramos vegetación como el tule, los carrizos y plantas acuáticas que contribuyen con la descontaminación del agua.
Desde el año de 2008, los humedales de La Kisst y María Eugenia fueron declarados Área Natural Protegida – pero hasta ahora no se ha hecho nada para protegerlos de construcciones de centros comerciales o de convertirlos en tiraderos de basura.
En estos humedales habita el pez endémico popoyote, que está en peligro de extinción.
Las porciones más bajas de la cuenca, con elevaciones de 2.180 a 2.200 metros se ubican al Sur del área urbana de San Cristóbal de Las Casas y corresponden al Sumidero de la ciudad (donde el agua es vertida).
La parte más alta está a 2.880 msnm. Y corresponde al volcán Tzontehuitz, en el noroeste (Espíritu, 1998).
Existen 86 localidades en la cuenca del Valle de Jovel, siendo que el mayor porcentaje se encuentra en el municipio de San Cristóbal de Las Casas (43.4%), seguido por San Juan Chamula (32%), Huixtán (3.28%) y Tenejapa (3.28%).
El municipio de Zinacantán no tiene localidades poblacionales en el territorio de la cuenca.
El 86.3% de los pobladores de la cuenca se ubican en el municipio de San Cristóbal de Las Casas, le sigue el 12.8% en Chamula, y menos del 1% en Huixtán y Tenejapa. (https://observatorio.aguayvida.org.mx/la-cuenca-del-valle-de-jovel).
La Ciudad de San Cristóbal de Las Casas se fundó y desplantó sobre la Cuenca del Valle de Jovel, cuyas corrientes superficiales de agua y escurrimientos como son los Rios Amarillo, El Fogótico y otros Manantiales fluyen y descargan hacia la única salida natural que el Valle tiene, denominada “Los Sumideros” que no son más que estructuras geológicas de características Kársticas, principalmente cavernas, por donde fluían las aguas pluviales y fluviales que en época de lluvias por el arrastre de sedimentos, basura, ramas y árboles que estas corrientes llevaban año con año taponeaban dichas cavernas y originaban grandes inundaciones en el Valle.
Por esta situación San Cristóbal de Las Casas detentaba el título de que era la ciudad de mayor Riesgo por inundación en Chiapas.
Entre 1974 y 1976 por instrucciones del Presidente de la República Luis Echeverría Alvarez se construyó el Túnel de Desfogue de aguas pluviales, fluviales y negras del Valle de San Cristóbal de Las Casas Chiapas, mismo que ofreció a la población y al creciente Desarrollo Urbano de la ciudad de una Obra de Ingeniería Civil que soluciona a largo plazo los Riesgos asociados a las inundaciones.
El Túnel en comento tiene una longitud de 4.2 Km, totalmente revestida por medio de una sección de herradura de 4 m de diámetro.

Confluencia de los Ríos Amarillo y Fogótico. Créditos Fotografía: Ing. Francisco Macal Castillo.

Por el fluyen las aguas negras, pluviales y fluviales mismas que desembocan en el Municipio de San Lucas en la Depresión Centra de Chiapas.
En alguna Administración Municipal pasada, los antiguos sumideros naturales fueron clausurados y cerrados con cemento, alterando la función ecológica que estas estructuras kársticas representaban en la región y sometiendo a Riesgo a los habitantes de la ciudad e infraestructura en caso de que el Túnel de Desfogue se colapse por algún fenómeno natural, ya que las aguas no tendrían ningún tipo de salida, por ser el Valle de Jovel una Cuenca Endorreica es decir una Cuenca cerrada.
Por otra parte, es necesario expresar que el Túnel en comento a 44 años de haberse construido no ha sido estudiado ni analizado científicamente el estado estructural que guarda el mismo, no sabemos si la corrosión y acidez de la mezcla de aguas ya dañó el concreto y acero, es decir se requiere de Estudios de Ingeniería, Instrumentación y Laboratorios Especializados
Desconocemos si los pasados terremotos del 2017 y las más de 18,000 réplicas fracturaron o fisuraron el revestimiento.
Desconocemos si la cantidad de agua que entra al túnel, es la misma que sale al final del mismo, es decir, se requiere realizar aforos, si no fuera la misma cantidad de agua que fluye, seguramente en algún tramo del túnel este se encuentra fracturado o fisurado razón por la que el agua se fuga.
Por pláticas con personas que construyeron el Túnel comentan que este se realizó atravesando Rocas Calizas, pero en los primeros 500 metros de longitud se localizaron importantes estructuras Kársticas como son cuevas, cavernas, simas, dolinas, etc., mismas que se desconocen si actualmente representan un Riesgo para la estructura del Túnel.

Asimismo el Túnel de Desfogue es atravesado con rumbo NE – SW por la Falla Geológica denominada Bajucú, importante estructura que recorre la región central de Chiapas, y que poco o nada se conoce por la carencia de Estudios y Políticas Públicas Preventivas, sin embargo por imágenes satélites se observa su traza y recorrido por el lado Norte de la ciudad y Valle de San Cristóbal, justo en donde inicia el portal sur de entrada del Túnel, mismo que pudiese también representar un peligro y riesgo para la estabilidad de Túnel de Desfogue.
Mención por aparte porque también representa un Riesgo asociado para las actuales circunstancias de crecimiento y Desarrollo Urbano de la ciudad es la presencia del Volcán Huitepec, mismo que se localiza al Poniente del Valle y Cuenca de Jovel, el cual de acuerdo a Documentos consultados por un servidor en el Archivo Histórico Diocesano de San Cristóbal de las Casas, presentó en el Siglo XVI de una erupción de tipo freática, lo que originó la inundación de la ciudad en esa época.
Si en este momento el Volcán Huitepec iniciara cualquier tipo de actividad, ya sea freática o eruptiva el riesgo de azolve por sedimentos y flujos sería muy alto porque dicho Volcán se localiza en el límite del Parteaguas de la Cuenca de Vale de Jovel.
Al Poniente del Valle y Cuenca de Jovel se localiza el Volcán Huitepec, cerca al lado derecho del Cerro Ecatepec se localiza el portal de entrada sur del Túnel de Desfogue de San Cristóbal, y recorriendo el lado sur del Valle y Cuenca de Jovel se localiza la Falla Bajucú, misma que atraviesa el Túnel.
Por las anteriores consideraciones técnicas, urge se realicen los Estudios de ingeniería, Geofísicos, Geológicos, Geotécnicos y de Instrumentación necesarios para determinar el Status Estructural que actualmente detenta el Túnel de Desfogue.
Independientemente de la vida útil que dicha Obra de Ingeniería tenga, urge realizar los Estudios y el Proyecto Ejecutivo para construir un nuevo Túnel considerando una ubicación diferente a la actual, para minimizar los peligros y fenómenos Geológicos y Geofísicos que en ese lugar se localizan, sobre todo considerando que en caso de que el actual Túnel colapse por fenómeno Geológicos o Hidrológicos la inundación que se genere, dado el crecimiento acelerado de la ciudad y Desarrollo Urbano será de características catastróficas.