Dagoberto Zambrano / Ultimátum
TGZ
La educación pública es 100 por ciento gratuita, nadie por ningún motivo puede condicionar el acceso a este servicio a cambio de un recurso económico u otro objeto.
Los padres de familia deben saber que, las cuotas escolares están vinculadas a lo que el comité de padres de familia determina como apoyos voluntarios, “quien no pueda darlo, no puede tener ningún condicionamiento para acceder al servicio educativo”, comentó Eduardo Campos Martínez, secretario de Educación.
Agregó que, el próximo calendario escolar arrancará el 20 de agosto, donde más de un millón 200 mil alumnos iniciaran sus clases, entre educación básica, media y superior. “Hasta el día de hoy tenemos todo y, estamos sin ningún inconveniente para iniciar nuestro ciclo escolar 2018-2019”.

Regreso a clases

Para quienes aún no compran la lista de útiles escolares, el precio se ha elevado hasta los mil 500 pesos, de acuerdo a cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), sin contar costos de uniformes, mochilas, calzado, ni cuotas escolares, lo que implicaría un costo aproximado de hasta dos mil pesos.
De acuerdo a padres de familia, los gastos para el regreso a clases implica que se invierta casi un mes de sueldo completo de un trabajador que gana un salario mínimo diario.
Además, de los útiles escolares, el costo de los uniformes oscila desde los 250 pesos para niña y 223 pesos para niño, hasta 880 pesos y 853 para niña o niño, de acuerdo a un comparativo de la Profeco que realizó entre cuatro precios promedio mínimos y máximos, de blusas, camisas, faldas y pantalones, por cadena comercial. Tan sólo en la compra de útiles y uniformes, el costo incrementa hasta casi los 2 mil pesos por alumno.
Finalmente, conforme aumenta el grado escolar también se encarece el regreso a clases. Dentro del comparativo, la Profeco reiteró la importancia de comparar los precios, ya que, la variación de los costos podría significar un gasto extra de hasta 639 pesos por estudiante.