Piden la salida del Ejército Mexicano; consideran que su presencia es una provocación y declaración de guerra contra la población

Gilberto Luna/Ultimátum
Chenalhó
Un grupo de aproximadamente 100 mujeres, sobrevivientes y familiares de los mártires de Acteal, así como activistas defensoras de los derechos humanos, se manifestaron frente a un cuartel militar ubicado en el municipio de San Pedro Chenalhó.
Luego de celebrarse del Día Internacional de la Mujer, las mujeres de Acteal acudieron a las instalaciones del cuartel militar ubicado cerca de la comunidad de Majomut, y exigieron a los soldados que se retiren de las comunidades, porque su presencia hace daño a la población indígena de Chenalhó.
“Venimos aquí a decirles que su presencia en nuestras comunidades significa guerra, sus campamentos militares tanto aquí en Majomut como en otras partes de la República Mexicana son la continuidad de la guerra de baja intensidad o la guerra sucia, diseñada dentro del Plan de Campaña Chiapas 94 y que culminó con la Masacre de Acteal, asesinando a 45 hermanas y hermanos nuestros, más 4 bebés que fueron extraídos salvajemente del vientre de sus madres el 22 de diciembre de 1997”, manifestó el grupo de mujeres.
Agregaron que la “Ley de Seguridad Interior” aprobada apenas el año pasado, viene a confirmar lo que han denunciado siempre los pueblos organizados, que el Ejército sirve a los ricos y poderosos, pues ahora con esta nueva ley anticonstitucional legalizan la represión y ataques de la milicia contra el pueblo mexicano.
“Sabemos que no son hijos de los grandes ricos, poderosos y políticos, quizá están en el Ejército por necesidad económica o porque creen que están sirviendo a nuestro país o quieres convertirse en súper héroes como lo pintan en las películas de ficción; lo que les queremos decir como mujeres y como madres es que renuncien al Ejército y busquen un trabajo digno, así sus familiares, sus madres, sus hermanas y sus hijas no se avergonzarán de ustedes”, denunciaron.
Las mujeres informaron que realizarán una oración a cada soldado para que estén bien de salud pero continuarán insistiendo para que entiendan y hagan conciencia y renuncien al Ejército Mexicano, institución del Estado que tiene una historia manchada de sangre de inocentes del país.