Claudia Lobatón/Ultimátum
TGZ
Edgar Aguilar Rico, director de Tránsito y Vialidad en Tuxtla Gutiérrez, afirma que las motocicletas que son robadas se usan para la comisión de otros delitos.
Hay cerca de mil 200 motos aseguradas en corralones por no acreditarse la propiedad, y se registran hasta dos casos por semana de este tipo de robos y aunque se realizan aseguramientos es un flagelo que debe de ir a la baja.
“Estar pendiente con el operativo de motos irregulares, este operativo consta de hacer patrulleo constante y permanente en los focos rojos de aquí en la ciudad y donde precisamente marque el mapa delictivo, como referencia te puedo comentar que en San José Terán, Las Granjas, y de este lado lo que es El Campanario, el recorrido es constante”.
De acuerdo con el reporte trimestral del Observatorio Nacional Ciudadano, el 60 por ciento de los delitos se cometen en vehículos robados al menos en las ciudades de Tuxtla Gutiérrez, Tapachula y San Cristóbal.