El luchador Maximiliano García, regresó a Chiapas para pasar unos días con su familia, antes de iniciar sus trabajos rumbo a los Juegos Panamericanos de 2019

Ernesto Coutiño/Ultimátum
TGZ
De visita en Tuxtla Gutiérrez, tras su histórica participación en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, el luchador chiapaneco Maximiliano García Betanzos, se dio tiempo para platicar y repasar el momento que vive, el que es sin duda el más importante de su larga carrera.
Con ocho años dedicados a la lucha olímpica estilo libre; gracias a su talento, dedicación y esfuerzo ha logrado ser multimedallista de Olimpiada y Nacional Juvenil, medallista panamericano, Premio Estatal del Deporte y ha representado a México en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Nanjing 2014 y recientemente en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.
Tras largos meses de concentraciones fuera de Chiapas, Max, reflexiona lo hecho este 2018, sin duda su mejor año deportivo, “regreso a mi casa, al estado de Chiapas después de ocho meses fuera entrenando en el Centro Nacional de Alto Rendimiento y regreso con un cuarto lugar que sabe más a tercero. Fue una decisión de parte del grupo de arbitraje, pero no me llevo un mal sabor de boca porque sé que hice un buen torneo, hice buenas luchas y me metí a la disputa de medallas”, afirmó el luchador, que se presentó en las instalaciones de la Secretaría de Juventud, Recreación y Deporte, la que por muchos años ha sido su casa.
Repasando su accionar este año, en donde demostró un avance significativo, “en el primer clasificatorio para Barranquilla quedé en séptimo, perdiendo una lucha. Después en los Panamericanos en mayo también me ubiqué en séptimo, y ahora tuve un gran avance y creo que se vio la diferencia al ganar dos combates, perder dos y ganar el combate de la medalla de bronce aunque al final por decisiones arbitrales nos la quitaron”, argumentó.
Maximiliano, deberá estar en el CNAR el próximo 20 de agosto, para comenzar su preparación de cara a los Juegos Panamericanos de Lima Perú 2019, lo que será parte de su proceso, en busca del sueño máximo, estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
“Empieza el proceso olímpico, ese es mi sueño y es el sueño de muchos pero que pocas logran pero es lo que vamos a seguir buscando las clasificaciones para llegar a Tokio 2020”, aseguró el luchador.
Sus resultados reflejan el éxito que ha labrado junto a su entrenador, José Candelario Chávez Banda, quien desde pequeño confió en el potencial del oriundo de Tuxtla Gutiérrez, actualmente considerado el mejor librista del estado y uno de los atletas más destacados del deporte chiapaneco, en los últimos años.