El evento fue realizado para reconocer la trayectoria de destacados docentes, con la participación del secretario de Educación, Eduardo Campos Martínez

Leonardo Gutiérrez/Ultimátum
TGZ
“Los maestros guardan la satisfacción del deber cumplido, la prueba de una vocación sin límites donde los recuerdos de lo aprendido y compartido con las niñas, niños y jóvenes se vuelven inolvidables, la mirada y la sonrisa de nuestras alumnas y alumnos, su gratitud que no se compara con nada”, mencionó Hugo Armando Aguilar Aguilar en representación de los maestros.
El profesor ofreció palabras para los distinguidos asistentes y galardonados, por parte de las autoridades del estado asistió el secretario de Educación en Chiapas, Eduardo Campos Martínez, quien destacó la entrega de cada maestro para transmitir conocimiento y ser el medio para forjar nuevas generaciones que buscan el desarrollo y crecimiento de nuestra sociedad.
“Es un honor hacer uso de la palabra ante ustedes, convencido que cada maestra y maestro homenajeado representa una vocación genuina, el rito sagrado al cumplimiento de la tarea encomendada, e historia de éxitos y de inolvidable satisfacción”, mencionó.
En el Centro de Convenciones de Tuxtla Gutiérrez, se llevó a cabo un desayuno organizado por el Gobierno del Estado y la Secretaría de la Educación, como muestra de la gratitud por todo su trabajo magisterial.
En el evento, cada uno de los homenajeados hicieron mención sobre todo el parendizaje acumulado y recibido de sus alumnos durante su trayectoria como educadores, una riqueza personal incompareble.
“Me inclino ante la convicción férrea que cada uno de ustedes representa, maestras y maestros homenajeados, por el hecho de haber dedicado toda una vida a educar a la niñez y juventud, capital humano, formado desde las aulas, que seguro estoy representa la posibilidad de transformación de Chiapas, tan necesitada de la presencia y contribución de ciudadanos íntegros y leales, resultado de la mano conductora del magisterio chiapaneco dignamente representado en cada uno de quienes hoy recibimos este reconocimiento público”.
“Tenemos motivos para agradecer a la vida, debemos reconocer a todos los que nos dieron la oportunidad de un trabajo digno, debemos honrar a entrañables amigos que están a nuestro lado, o que ya se han ido, debemos sentirnos orgullosos de este destino que fue construido con cada acto, palabra, emoción de cada maestra y maestro que hoy recibe y abraza este reconocimiento. La refractación de este día será la savia que hará florecer nuestras remembranzas y el orgullo sin tiempos de ser maestros”, afirmó.
Asimismo, se dijo orgulloso por pertenecer a una familia en la que la docencia practicamente le fue heredada, pues sabe que se trata de un trabajo noble pero generador de grandes satisfacciones.
“Con orgullo les expreso que soy hijo y hermano de educadores… Mi madre y mi padre nos transmitieron, en el seno familiar, los valores y convicciones fundamentales de la tarea de un educador. Cultivaron en mí, con raíces profundas como las de una ceiba, esos valores que han sido una luz en el camino incomparable del magisterio”, destacó.
Al concluir el evento distintas personalidades acudieron a la foto del recuerdo y entre risas y abrazos se despidieron del lugar, muy agradecidos y con gran satisfacción de que el trabajo que desempeñan es loable y sobre todo que hace de un Chiapas un mejor estado.