Agencias/Ultimátum

 

El candidato Ricardo Anaya prometió que, de llegar a la Presidencia de la República, revisará todos los contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), pero rechazó la cancelación de este proyecto, como lo plantea el “espanta inversiones” Andrés Manuel López Obrador.

 

Anaya aprovechó una pregunta del reportero de Televisa, Santos Briz, para contrastar con López Obrador, a quien también llamó “retrógrada” y enemigo de las inversiones.

—¿López Obrador es enemigo de inversiones, es el “espanta inversiones”? —preguntó Briz.

—Sí, López Obrador es el espanta inversiones —respondió Anaya.

“Con su actitud, lo que él provoca es que las inversiones se vayan, y esto es muy delicado para el país, porque cuando no hay inversión no crece la economía y no se generan empleos.

“Noventa y nueve de cada 100 mexicanos prefieren un trabajo bien pagado que una dádiva o una despensa. La gente quiere oportunidades bien pagadas, oportunidades de trabajo bien remunerado, y la manera en que crezca la economía y se generen empleos es justamente generando condiciones para que haya inversión”.

En su conferencia de prensa mañanera, el candidato de la alianza PAN-PRD-Movimiento Ciudadano afirmó que, “por supuesto, hay que ser implacables contra la corrupción, pero hay que generar condiciones para que haya inversión productiva y puedan crecer los empleos”.

Anaya tuvo como tema principal de su conferencia de prensa el NAICM, que ayer defendió el magnate Carlos Slim, a lo que López Obrador consideró lógico por ser uno de los inversionistas de la principal obra del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Al respecto, Anaya prometió que, ante los casos de corrupción del gobierno de Peña, él auditará todos los contratos en caso de que gane en las elecciones.

“Es entendible la desconfianza que a muchos mexicanos produce una obra de esta magnitud, teniendo en cuenta los múltiples casos de corrupción de este gobierno, particularmente, lo que respecta a la obra pública, a la construcción de infraestructura.

“Sin embargo, no por eso debemos cancelar la construcción de un nuevo aeropuerto y privarnos así de todos los beneficios que para el país traerá este proyecto. El proyecto del nuevo aeropuerto que, por supuesto, hay que reorientar con transparencia, pero no cancelarlo, como propone de manera absurda López Obrador”.

Y puntualizó: “Cuando yo sea presidente voy a auditar a fondo todos y cada uno de los contratos del Aeropuerto, pero vamos a seguir adelante con la construcción para cualquier irregularidad, conflicto de interés o actos de corrupción, va a ser castigado con todo el peso de la ley. Voy a continuar esta obra con los más altos estándares de calidad y transparencia”.