Itzel Grajales/Ultimátum

TGZ

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDE) otorgó medicas cautelares a favor de la población de Chenalhó que ha resultado afectada por le operación de grupos paramilitares en la región Altos.
El Centro de Derechos Humanos “Ku´Untik”, informó que esto fue resultado de las estrategias implementadas por la abogada y activista Mayra Nathalia Sánchez Baquero, en el caso “Derechos de la niñez en el Sistema penal Acusatorio: omisión estatal en su reparación integral”.
Al respecto, la integrante del Grupo de Mujeres de San Cristóbal de las Casas (COLEM A.C) logró la medida cautelar 1014-17, que requiere al Estado mexicano la adopción de medidas con perspectiva de género y culturalmente adecuadas, ante el contexto de violencia que se vive en ese municipio.
En este sentido, “Ku´Untik” explicó que aunque la medida cautelar se otorgó en beneficio de una familia, la CIDE dotó esta solicitud de un alcance comunitario, lo que propicia la posibilidad de encontrar soluciones efectivas a esta situación urgente, grave e irreparable que se presenta en la zona.
En lo que va del año ésta es la tercera medida de este tipo que otorga la Comisión Interamericana, en relación con estos hechos; no obstante, el Estado mexicano, a través del Gobierno del Estado y la presidencia municipal de Chenalhó no ha dado soluciones.
“Se trata de problemas de operación de grupos civiles armados de corte paramilitar, pérdida de vidas humanas, desplazamiento y la perpetuación de violencia de género en contra de niñas y mujeres indígenas de la región”, apuntó el Centro de Derechos Humanos.
Hace dos años, más de 200 personas fueron expulsadas del ejido Puebla, municipio de Chenalhó; y no pudieron regresar a sus hogares cuando Rosa Pérez Pérez retomó la presidencia municipal. Hoy permanecen en San Cristóbal de Las Casas, en espera de que las autoridades estatales solucionen el conflicto poselectoral.