Europa Prerss/Ultimátum

TGZ

Las palomas pueden distinguir los conceptos abstractos de espacio y tiempo, y parecen usar una región diferente del cerebro que los humanos y primates para hacerlo.

En experimentos realizados en la Universidad de Iowa, estas aves fueron colocadas ante una pantalla de computadora con una línea horizontal estática y tenían que juzgar su longitud o la cantidad de tiempo que era visible para ellas: juzgaron que las líneas más largas también tienen una duración más larga y que las líneas de mayor duración también son más largas.

Lo que eso significa, dice Edward Wasserman, profesor de Psicología Experimental, es que las palomas usan un área común del cerebro para juzgar el espacio y el tiempo, sugiriendo que estos conceptos abstractos no se procesan por separado. Se han encontrado resultados similares con humanos y otros primates.

El hallazgo se suma al creciente reconocimiento en la comunidad científica de que las especies animales de orden inferior, como las aves, los reptiles y los peces, son capaces de tomar decisiones abstractas de alto nivel.

“De hecho, la destreza cognitiva de las aves ahora se considera cada vez más cercana a la de los primates humanos y no humanos”, dice en un comunicado Wasserman, quien ha estudiado inteligencia en palomas, cuervos, mandriles y otros animales durante más de cuatro décadas. “Esos sistemas nerviosos aviares son capaces de logros mucho mayores de lo que el término peyorativo ‘cerebro de pájaro’ sugeriría”. (Europa Press)