La Nena Orantes en Chiapas

Sergio Melgar/Ultimátum

“Prefiero irme de Chiapas y no levantarle la mano a María Elena Orantes si la hacen candidata para algún cargo” me dijo Isaac Barrios, exdirigente estatal de Movimiento Ciudadano en noviembre pasado, en su último acto partidista en Berriozábal.

Exsecretario particular de María Elena Orantes, excoordinaador nacional de alianzas, a Isaac Barrios lo envió el dirigente nacional de MC, Dante Delgado, a Chiapas a raíz de que ese partido perdiera, a propósito, el registro electoral en 2015 por no haber alcanzado el 3 por ciento de la votación total. La misma Orantes, con la complicidad de Potenciano Landero, buscó a los rivales más débiles no sólo para las candidaturas federales, sino para las locales, ya que la idea era que arrasara el Verde.

Desde que Isaac tomó la batuta mediados del 2016, no sólo despertó envidias, sino el malestar gubernamental porque se volvió un dirigente estatal crítico y enarboló la campaña Chiapas sin fuero.

A tanto llegó el conflicto con Orantes López que no sólo le dejó de hablar, sino que desde mayo pasado María Elena calentó cabezas contra Barrios Ochoa y cómo someterlo.

La gota que derramó el vaso fue la visita de diputados federales jaliscienses que llegando a Chiapas criticaron acremente al gobernador Manuel Velasco.

Al día siguiente, el pasado 24 de mayo, judiciales detuvieron a la salida de su casa al doctor Ángel Barrios, padre de Isaac.

Y lo trasladaron sin papeles al Amate. Lo acusaban de presunto peculado, de cuando había sido alcalde de Tapachula 12 años atrás. Antes, en 2008, Sabines había hecho lo mismo.

Lo que no contaban era el escándalo nacional que iba a pasar. Porque el doctor Ángel Barrios es amigo personal de Dante y ese partido no sólo emitió un comunicado condenando la detención, sino el propio Delgado Rannauro se comunicó con altos funcionarios de Chiapas para reclamar la detención.

La compañera del doctor Barrios Zea se comunicó con Isaac al salir del Amate y le dijo que sólo él podía liberarlo, que le iba a hablar un intermediario.

A los diez minutos, el delegado estatal del ISSSTE, Rafael Ceballos, se comunicó con Isaac, lo citó en un lugar y hablaron. Había una molestia del gobierno por sus declaraciones, por eso la detención de su papá. Juntos, fueron a hablar con él entonces procurador Raciel López, para agilizar la liberación. Para esa hora, la detención ya estaba en las redes sociales. El mismo doctor tuiteó: se repite la historia.

López Salazar le dijo a Isaac que ni con él ni con su padre había conflicto y en ese momento llamó para que liberaran al inculpado. Y así como lo detuvieron, así lo llegaron a dejar a la puerta de su casa 12 horas después con un disculpe.

A los dos días, en una gira de trabajo por el nuevo hospital del ISSSTE, Velasco Coello se encontró al doctor Ángel Barrios y le ofreció una disculpa por el desaguisado.

Pero Isaac Barrios no le volvió a hablar a María Elena Orantes, y seis meses después prefirió renunciar a la dirigencia estatal y aceptar el cargo de secretario de organización nacional que le había propuesto Dante.

En noviembre pasado, decidió irse a la ciudad de México, antes que levantarle la mano a la Nena.

“Se metió con mi padre, ella vendió la idea de que era la forma de someterme. Finalmente me fui cuando quise, no cuando ellos querían. Se asustaron cuando se hizo escándalo nacional”, señaló.

Y ahora, Movimiento Ciudadano la impulsa como aspirante a candidata a gobernadora por el MC.

Qué tal eso.

Posdata 

José Antonio Aguilar Bodegas, luego de una militancia de 40 años, renunció al PRI cobijado por organizaciones sociales. Se estaba tardando. Pero no es lo mismo ser secretario del campo, con todo el presupuesto estatal de esa dependencia, a ser independiente. Ya ampliaremos.

conlapiedra@hotmail.com