El fragor de la batalla electoral es alimentado por un odio atroz va acompañado del riesgo de una debacle económica bajo la presión del dólar para alentar la estampida de capitales.
Desde Los Pinos se llama a la racionalidad, dice el Presidente Enrique Peña Nieto, “pensar con la cabeza, no con las vísceras”. Se reafirma el liderazgo del Presidente a incidir en el proceso comicial, no deja fisuras con la alianza empresarial, el 2 de julio se convierte en un plebiscito de aceptación o rechazo de las reformas que cambiaron el régimen económico.
La Presidencia de la Comisión Permanente, el senador Ernesto Cordero Arroyo, no descarta convocar un Periodo Extraordinario” cuya agenda incluiría la ratificación del TLCAN, – se espera concluya su revisión en las próximas horas-, con el propósito de alentar la confianza en el mercado nacional.
El esperpento económico pende de los comicios del 2 de julio, por ahora no funcionan las advertencias porque se viven ya los efectos de decisiones políticas que dañaron la economía familiar, además el clima pasional es pasto para el fuego, alienta a resistir cualquier situación extrema . Parece innecesario el consejo presidencial de observar el entorno para conocer los beneficios logrados, más bien lo confirma, pero cierra cualquier opción fuera de la candidatura de Meade.
La mimesis “venezolana” del país parece difícil, sería inadmisible para el vecino del norte, no lo permitiría ni lo alentaría aún si el puntero de las encuestas resulta vencedor. A la vecindad distante hay que agregar la vecindad incomoda se mantiene obligada pero tolerada. Empresarios y candidatos van en camino a la concesión, un estado negociador.
El período extraordinario es promovido también por las fuerzas albiazules del Congreso, donde se pide el desafuero como “varita mágica” que ponga fin a la impunidad, no parece conveniente en esta época electoral sería extensión de los aquelarres de debates y engarces de disputas de candidatos, es probable después de elecciones como señala el senador Enrique Burgos García, sin negar la abrogación de la facultad jurisdiccional del Legislativo, pero si con la modificación de la minuta de los diputados para evitar que “44 legisladores lleguen a desconocer a un presidente que viene de una elección directa”, no sin antes abrir una consulta pública para escuchar a especialistas e interesados en el tema.
La VII marcha de la Dignidad nacional por los desaparecidos ocurrida, este 10 de mayo , con un recorrido del Monumento a la Madre, al Ángel de la independencia, marca un cambio en el ritual de la celebración en esta fecha. Los 52 colectivos a los que se sumaron estudiantes de Guadalajara, quienes marcharon del Monumento a la Madre hasta el Ángel de la Independencia para reclamar la presentación de 45 mil desaparecidos representan la esperanza de que en México pronto retorne la cultura de respeto y amor a la vida.
Los candidatos presidenciales no ofrecen una atención adecuada ni soluciones en políticas públicas convenientes, existe la percepción de un enmudecimiento ante un problema que los sumerge.
La madre representa el fulgor de la vida. Aunque el discurso radical feminista cuestione su empeño.
Los sectores vulnerables en la atrocidad de la desaparición de personas son entre otros, los feminicidios, los jóvenes, lo periodistas y los candidatos .
La desaparición de los jóvenes también es creciente, la tercera parte de los desaparecidos son personas no mayores de 24 años. La rapacidad de los órganos degenerativos de violencia son también los periodistas y ahora, tiempo de campañas, los candidatos a cargos de elección, en el actual proceso se aproxima a la centena, asegura el reciente Informe anual de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.