Con este resultado los sevillanos consiguen por primera vez su pase a cuarto en la Champions League.

Agencias/ Ultumátum
INGLATERRA
El Teatro de los Sueños terminó por convertirse en el ‘Teatro de la tragedia’ en un martes 13. Sin hacer un partido brillante ni mucho menos, el Sevilla con lo suficiente y teniendo a un inspirado Wissam Ben Yedder que marcó un doblete ingresando de relevo, el conjunto andaluz venció 1-2 al Manchester United en Old Trafford para instalarse por primera vez en su historia en los cuartos de final de la Champions League.
La primera parte fue de un ritmo semilento, de imprecisiones e incluso cayendo en lagunas entre dos equipos que pecaron de respeto al rival y estaban más preocupados por no recibir gol en contra que por ofender.
Sevilla tuvo la primera del partido en un cabezazo de Correa tras un tiro de esquina por izquierda, pero la pelota pasó cerca del travesaño y los locales respondieron al 37’ con un implacable disparo de zurda de Fellaini que el portero Sergio Rico aguantó para rechazar a dos manos y despejar el peligro de su meta.
El complemento trajo las mayores emociones y el drama al partido, presentando a un United más decidido a ir al frente, pero al 51’ el guardameta Rico impidió que los Diablos Rojos abrieran el marcador, teniendo en Lukaku y Pogba a sus hombres de peligro.
Ben Yedder ingresó a la cancha al 72’ y dos minutos más tarde el francés puso el 0-1 a favor de Sevilla, provocando la locura en la tribuna de los miles de aficionados que hicieron el viaje y silenciando a la mayoría en Old Trafford.
Al 77’ un cabezazo de Ben Yedder que De Gea alcanzó a manotear, pero no lo suficiente para evitar que rebasara la línea de gol y el 0-2 ya estaba en el electrónico.
El conjunto de Mourinho quiso pero no pudo, desesperados y cayendo en casa, las fallas de Lukaku impidieron una reacción más temprano, hasta que al 83’ finalmente cayó la anotación del descuento en un tiro de esquina que el belga remató de zurda para el 1-2, pero ya era demasiado tarde.
Todavía al 91’ De Gea impidió el tercero de Ben Yedder al rechazar con un pie una descolgada, pero la historia ya estaba escrita y el Sevilla de Vicenzo Montella está en los cuartos de final de la Championes League.