Reporta el INAH el descubrimiento de lo que sería un adoratorio prehispánico; tiene forma cuadrangular y podría corresponder a un espacio con posible uso astronómico y ritual

Agencias/ Ultimátum
CDMX
Una estructura arqueológica hallada en la ladera oeste del Pico de Orizaba, la montaña más alta de México, podría corresponder a un adoratorio prehispánico (denominado tetzacualco, en náhuatl), similar al del monte Tláloc, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
Ese sitio identificado como Poyauhtlan (Lugar donde se hacen ligeras las nubes, en náhuatl), fue descubierto por especialistas del INAH, junto con el arqueólogo Ismael Arturo Montero García; tiene forma cuadrangular y podría corresponder a un espacio con posible uso astronómico y ritual, denominado tetzacualco, como los que existen en el Iztaccíhuatl y el Popocatépetl.
Ubicado a 4 mil 230 metros sobre el nivel del mar, en el lugar se halló cerámica decorada y lítica dispersa, con temporalidad que oscilaría entre los periodos Clásico (200-700 dC) o Epiclásico (700-900 dC).
Se trata de abundantes materiales cerámicos en superficie, con formas similares a las de las fases Xolalpan, Metepec y de tipo Coyotlatelco. Respecto de los objetos líticos, se encontraron restos de pizarra, navajillas y puntas de flecha de obsidiana gris, algunas tan intemperizadas que tienen tonalidad blanca y grandes monolitos con restos de talla, informó el INAH.
El hallazgo en el Pico de Orizaba, cuyo nombre náhuatl era Citlaltépetl (Monte de la Estrella), pues la similitud arquitectónica y altitudinal que guarda con el lugar arqueológico ubicado en la cima del monte Tláloc, lo vincula con los espacios de ofrenda para rituales propiciatorios de lluvia.
Los toltecas se establecieron al pie del volcán entre los años 650 a 700, y posiblemente incorporaron el culto a los cerros en la Cuenca de México.
Con vista hacia el valle de Puebla-Tlaxcala, el equipo de investigación halló una estructura cuadrada cuyas dimensiones son: el muro sur, 35 metros; el poniente, 35.7; el norte, 35.6; y el este, 35.2. La superficie total ronda los mil 188 metros cuadrados.
Está construido con hiladas de piedras de basalto y tezontle, que a simple vista tienen como aglutinante sólo tierra. Los muros miden aproximadamente de uno a 1.50 metros de ancho y la altura oscila de 40 a 100 centímetros. No se tienen medidas exactas porque la estructura está cubierta de zacate y arena.