Dagoberto Zambrano / Ultimátum

TGZ

Los escasos filtros de seguridad que las casas de empeño practican en Tuxtla Gutiérrez, procuran la compra de artículos robados, dijo Javier Ruíz Morales, presidente de la Asociación Chiapaneca de Casas de Empeño (Achce).
En este sentido, el 15 por ciento de los establecimientos no pide factura a sus pignorantes, entre ellos, Empeño Fácil, donde el supuesto agresor de Gloria Castellanos Balcázar empeñó los artículos robados, un ipad y un iphone.
“Soy contundente, ese 15 por ciento no pertenece a la asociación, por ende, no practican los mismos filtros de seguridad que las que si lo están”.
Cabe mencionar, que la Fiscalía General del Estado (FGE) no exige filtros de seguridad a las casas de empeño, -esos quedan a consideración de los establecimientos-.
Por lo que los agremiados a la Achce, tienen la obligación de pedir factura “sobre todo cuando se trata de este tipo de aparatos, fáciles de bloquear y que para lo único que te sirve después, es para un piza papel-. Añadió que el documento es importante al indicar la fecha y el lugar en que fue comprado.
Asimismo, la fotografía y huella digital de los usuarios son requisitos obligatorios. Mientras que los socios, deben presentar en los establecimientos una calcomanía autorizada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Fiscalía General del Estado (FGE).
“A la entrada de cada tienda hay una calcomanía que se puede ver fácilmente, tiene una medida de 30 por 40 centímetros, los logotipos de las casas de empeño adheridas a la asociación y un folio consecutivo para llevar el registro de quién tiene esa casa de empeño”.