Plataformas huecas

Ángel Mario Ksheratto/Ultimátum

Revisando las plataformas políticas aceptadas por el Instituto Nacional Electoral a los partidos políticos y sus respectivos abanderados a distintos cargos de elección popular, encontramos datos muy interesantes que, si como ciudadanos nos tomamos el tiempo necesario para leerlos, tendríamos una idea clara de a quién elegir el 1 de julio.
En la plataforma del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) encontramos un muy bien logrado diagnóstico de la actual situación del país: la extrema violencia, las reformas mal planeadas, la pobreza, el desempleo, la crisis alimentaria, en fin. Elaborado por 300 intelectuales y ciudadanos diversos, el documento es un ensayo literario de un país hundido en la miseria y la corrupción… Pero en ninguna parte, se plasman ideas definidas para solucionar los graves problemas.
Acción Nacional, también hace un extenso recuento de daños generados por el gobierno de Peña Nieto (aunque por obvias razones no lo mencionan), expone las graves y profundas carencias derivadas de la corrupción y la impunidad, y exalta los logros alcanzados por ese partido durante los dos sexenios que gobernaron al país. Apenas esbozan un compendio de ideas sueltas de cómo harían para cambiar el estado de las cosas, si llegaren a ganar la presidencia y el Poder Legislativo. Ideas escuetas, se podría decir.
El PRI, como siempre, se extiende en la rancia historia del partido y aunque hace propuestas interesantes, no convencen por las mismas razones que hoy están hundidos en la desconfianza de los mexicanos. Los mismos temas, las mismas intenciones, pero huecas; de hecho, centran mucho su atención en comparar su plataforma con la de MORENA, lo cual desacredita el catálogo de buenas intenciones que presentan. Por ejemplo, hablan de la economía y retoman las promesas de campaña que no ha podido cumplir Peña Nieto.
De igual manera en el PRD, se esforzaron en enumerar el autoritarismo, el presidencialismo populista, los ejes de corrupción e impunidad, y la crisis económica, que cada vez es más recurrente. Establecen una serie de compromisos que rayan en la tecnocracia con que se ha fortalecido el PRI. Proponen construir un “gran Estado Mexicano”, mediante la creación de ejes estratégicos, pero como MORENA y el PAN, no explican cómo hacerlo, ni con quiénes trabajar. Por otro lado, muchas de las propuestas, se antojan populistas.
Son los chiquillos, los que quizá hagan propuestas interesantes, a excepción del PT —que, en materia de seguridad, replantea el sistema penal acusatorio, propuesta que desde que inició esa modalidad judicial, el presidente Peña Nieto, ha intentado modificar— y el PVEM, que no quita el dedo del renglón a su fallida política ecologista.
El Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, dejan de lado los análisis críticos sistemáticos y se avocan a presentar un documento muy realista, con ideas operables, si es que cumplieren en caso de ganar. Es interesante el planteamiento económico de ambos partidos; proponen un real ordenamiento de los impuestos para sanear las finanzas públicas, por ejemplo y en materia de seguridad, plantean soluciones como la corresponsabilidad para la gobernabilidad.
Las demás plataformas, como ya hemos dicho, dejan mucho que desear.

Tarjetero

* El fin de semana y hasta éste lunes por la madrugada, los rumores iban y venían: que si el fulanito de tal ya es candidato para esto por aquel partido; que menganita y perenganita ya se inscribieron para éste cargo y para el otro. Y empezaron las noticias falsas y las que eran parcialmente ciertas o parcialmente imaginarias. Lo que queda claro es que los principales actores políticos, esperan el último segundo, incluso, antes de depositar la documentación respectiva ante las autoridades electorales. Y es que a estas alturas, hasta el dueño del balón anda nadando en la incertidumbre. * Alejandra Soriano Ruiz, aparece en dos listas: para diputada federal y para el Senado; y no solo eso. Su hermana Leslie, también fue incluida como candidata, lo que significa que se están sirviendo con la cuchara grande. Y es que el asunto, parece ser de familias. Dos hermanos de apellidos Nucamendi Serrano (Carlos Mario y Wiliams), también están enlistados. Así mismo, aparecen los hermanos Olga Luz y César Arturo Espinoza Morales. Vaya si están aprovechando la debilidad del PRD. * Como la “lucha” por tarifas justas para Chiapas por parte de la CFE, el tema de quitar el fuero a diputados, jueces y presidentes, es viejo. Vieja jerga política que solo los imbéciles, atraen para captar votos. Meade Kuribreña, lo ha propuesto. En Chiapas, un diputadito federal inútil que quiere ser presidente de Tapachula, con el tema de la luz. ¡Ja! Ni quién les crea. * Luego nos leemos.

ksheratto@gmail.com