El diputado federal, Guillermo Santiago, pide la instalación inmediata del Consejo Estatal de Atención Integral para el Desplazamiento Interno

Dagoberto Zambrano / Ultimátum
TGZ
Ante la incapacidad del Gobierno del Estado para resolver los problemas que aquejan a los desplazados de Chenalhó, se solicita la instalación inmediata del Consejo Estatal de Atención Integral para el Desplazamiento Interno, dijo Guillermo Santiago, diputado federal de Morena (Movimiento Regeneración Nacional).
“No olvidemos que en el 2012 el Congreso del Estado de Chiapas aprobó la Ley para la Prevención y Atención del Desplazamiento Interno, donde se establece la creación del Consejo Estatal para garantizar las condiciones de vida a los desplazados, quienes deben contar con alimentos, servicios médicos y vestido; situación que no se está cumpliendo”.
Tras los últimos 50 días en los que los habitantes del ejido Puebla han padecido hambruna y más de dos meses sin atención médica.
Otra de las situaciones graves -mencionó-, es que el Consejo Estatal no ha sesionado, mientras que las personas desplazadas hasta el momento no han sido escuchadas por las autoridades correspondientes.
Por lo que el día ayer, en una conferencia de prensa junto a los desplazados, el diputado federal entregó en las oficinas del Palacio una solicitud dirigida al titular del Ejecutivo.
“Para que él, de manera inmediata solicite la instalación del Consejo Estatal para el Desplazamiento Interno, es el mecanismo legal que el propio Congreso del Estado estableció para resolver este tipo de problemas, desde luego comprendemos el origen de la problemática pero la solicitud radica en nombre de quienes tristemente han sido olvidados y pretenden usarlos para fines electorales”.
Recalcó, que la instalación del Consejo debió realizarse en un plazo de 60 días naturales después de la publicación de la ley, la cual fue publicada el 22 de febrero del 2012, “es decir, llevamos seis años ya, sin la integración del consejo, no sé si lo han hecho de manera secreta o quien sabe, pero no hay al respecto que opere o funcione”.
Exhibió la contrariedad de las leyes, donde se establece que las mujeres, los niños y ancianos deben recibir atención prioritaria por la situación de vulnerabilidad en que se encuentran, “pero no ha sido así, les han venido a dejar unos medicamentos, pero cómo saben que deben tomar, si acá nadie es doctor, nadie sabe que aplicarle a quien y para qué”.
Finalmente, exhortó al Ejecutivo a recordar sus responsabilidades, “se le paga para solucionar los problemas, si quiere dedicarse a la campaña que renuncie y se vaya de operador político, pero mientras que cumpla con sus funciones; no es posible tanto olvido e insensatez ante un problema tan grave”.