Patricia Sánchez/Ultimátum

TGZ

Esposas y familiares de los doce ex policías detenidos y presos desde el 2015 por la supuesta omisión en el “Código Rojo” por la fuga del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera se manifestaron en la Ciudad de México en las oficinas de la Policía Federal para exigir que se les liberé de manera inmediata ya que no estaba en sus funciones activar este código.
En Tuxtla Gutiérrez, Rocío Guadalupe Figueroa Morales hermana del señor Luis Alberto Figueroa Morales, originario de Cintalapa quien es uno de los doce presos recalcó que estas acciones son un acto de injusticia y que todo fue preparado con antelación para señalarlos como responsables de esta omisión.
Toda esta situación a provocado que las familias de los inculpados tengan que vender todo lo que puedan para poder darle seguimiento al caso y obtener su liberación, algunos familiares se han visto afectados de su salud por el desgaste personal que el proceso requiere, incluso la madre de uno de los presos ya falleció por la falta de dinero para recibir las quimioterapias que necesitaba pero que no se pudieron costear por el uso de recursos para el caso.
Piden que también se cambien las medidas cautelares para que el proceso legal se pueda llevar en libertad, ya que han existido diversas violaciones a los Derechos Humanos de los implicados y a los familiares que asisten a los penales a visitarlos.
En el caso del señor Figueroa Morales que padece problemas cardiacos no se les ha permitido el ingreso de los medicamentos que necesita para su tratamiento, además de que lo mantienen en condiciones deplorables que atentan contra su dignidad humana.