El término Estado de Derecho, surgió por primera vez en Alemania y fue utilizado por Robert Von Mohl, en 1832, sin embargo muchos autores alemanes se lo atribuyen a Emmanuel Kant, pero hasta el presente siglo se ha utilizado constantemente en referencia al Estado mexicano.
De acuerdo con la Wikipedia, el Estado de Derecho es un modelo de orden para el país, éste se rige por un sistema de leyes escritas e instituciones ordenadas en torno a la Constitución, funcionarios que se someten a las normas de ésta. Cualquier medida o acción debe estar sujeta a una norma jurídica escrita y las autoridades del estado están limitadas estrictamente por un marco jurídico preestablecido que aceptan y al que se someten sus formas y contenidos.
En los últimos sexenios y a raíz, principalmente, del crecimiento del narco en México, los gobiernos han sido cuestionados sobre si vivimos en un Estado de Derecho, en virtud de que muchas de las instituciones de procuración de justicia y policiacas no funcionan, y por ello únicamente el cuatro por ciento de las denuncias presentadas son investigadas, además de que 93 de cada 100 delitos no se denuncia, esto nos da una cifra aterradora, en la cual resulta que menos del uno por ciento de los delitos cometidos se investiga.
Los principales problemas son, además de la corrupción, que México tiene un déficit de policías y Ministerios Públicos del cincuenta por ciento, así como cuatro veces menos jueces que los países desarrollados o con menores índices de impunidad, ante este problema estructural no hay solución posible, sino se corrige esta distorsión.
Según estudios realizados por la Universidad de las Américas de Puebla, el índice de impunidad en México ha aumentado en el último año, pasando de 67.42 a 69.84 puntos, ocupando México el cuarto lugar a nivel mundial y el primer lugar en impunidad en el continente americano.
El país se sigue deteriorando, estados como el de Campeche y Ciudad de México, que hasta hace unos años se mantenían al margen de los altos índices de impunidad, han ido creciendo en los últimos años, por lo que si no se detiene pronto se sumarán a los altos índices del resto del país.
Por lo anterior, el Estado de Derecho y la impunidad van interrelacionados, no puede existir el Estado de Derecho mientras exista un alto índice de impunidad y a la inversa, el alto índice de impunidad existe por no haber un Estado de Derecho fuerte, sin embargo los candidatos a la Presidencia de la República no han planteado un programa serio para restablecer el Estado de Derecho y bajar los índices de impunidad que imperan en el país.