Ballet Clásico de San Petesburgo

Gonzalo Gurguha/Ultimátum
Fotos: René Araujo y Gonzalo Gurguha
TGZ
Un espectáculo sin precedentes el que se vivió recientemente en el Teatro de la Ciudad Emilio Rabasa, en Tuxtla Gutiérrez, lugar en el que el Ballet Clásico de San Petesburgo se presentó con esplendidas coreografías que impresionaron y deleitaron al público asistente.
Fue una muestra del gran talento artístico que poseen estos grandes artistas, quienes mostraron al público inolvidables historias de amor: La Bella Durmiente, Don Quijote y Giselle, que se unen para dar forma a tres de los más famosos ballets románticos del mundo.
La puesta en escena dirigida por Marina Medvetskaya, llegó a Chiapas luego de una gira por diversos países, en donde ha sido ovacionada por mostrar el arte y talento de los bailarines del ballet clásico ruso.
Fue así como bailarines y solistas, cautivaron al público tuxtleco, quienes quedaron maravillados con tan magnífica obra artística.
Saint Petersburg Russian Ballet Theatre goza de una trayectoria y un lugar privilegiado entre las compañías de ballet ruso.
Fundado en 1990, esta compañía tiene como misión la preservación de las auténticas coreografías del Teatro Kirov, actualmente Mariinsky, que es la base de la mundialmente famosa danza clásica rusa.

 

Más fotos, consulta en el medio impreso.