Agencias / Ultimátum

CDMX

La desbandada de jugadores extranjeros que han arribado a la liga mexicana han coartado de alguna forma el crecimiento de jugadores de fuerzas básicas; la producción de futbolistas nacionales cada vez es más raquítica; sin embargo, no sólo es en el terreno de juego adonde se ve reflejado ese déficit, también sucede en el banquillo, pues en la Liga MX se ha visto una marcada sequía de técnicos mexicanos campeones, ya que tiene media década sin que un timonel azteca vuelva a levantar el trofeo en la competencia doméstica.
Miguel Herrera, quien cayó ante Robert Siboldi, fue el último entrenador mexicano que fue campeón, al ganar la final del Clausura 2013, aquella mítica noche contra el Cruz Azul en un partido recordado por toda la afición azulcrema, por remontar el marcador con un gol de Moisés Muñoz en el minuto 93 y ganarlo en tanda de penaltis.
Apenas el pasado fin de semana los Diablos Rojos del Toluca derrotaron a los Xolos de Tijuana; mientras que Santos Laguna hizo lo propio ante las Águilas del América en las semifinales, lo que coartó toda oportunidad de que un técnico nacional luzca en la gran final del Clausura 2018.
Desde entonces los entrenadores extranjeros se han llevado la gloria de la liga con Gustavo Matosas (uruguayo) como bicampeón con el León (Apertura 2013 y Clausura 2014), junto a el exdirector técnico los Rayados de Monterrey, Antonio Mohamed (argentino), quien consiguió llevarse el título con las Águilas del América en el Apertura 2014, en un duelo de extranjeros contra Ricardo Ferretti, seguido por el campeonato de Santos con Pedro Caixinha ante los Gallos Blancos de Víctor Manuel Vucetich.
No obstante, siguen siento los timoneles nacionales los que mandan en el tabulador de más campeonatos conseguidos. La lista la encabeza el legendario Nacho Trelles, quien suma siete cetros, uno con el ya extinto Marte, dos más con el Zacatepec, otros dos con Toluca y dos con Cruz Azul. Le sigue Raúl Cárdenas, quien registra seis glorias, cinco con Cruz Azul y una más con las Águilas.