Tiene una extensión de 518.5 hectáreas. Cuenta con cinco diferentes tipos de felinos, un bosque mesófilo de montaña en el que habitan especies en peligro de extinción: jaguar, tapir, aves, mariposas y una variedad de plantas milenarias

Gilberto Luna/Ultimátum
La Concordia
Un bosque de montaña virgen, que mide 518.5 hectáreas, ubicado dentro del municipio de La Concordia, ha sido decretada Área Natural Protegida 413/2017 por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP).

El bosque se encuentra enclavado en medio de una espesa vegetación, en un bosque mesófilo de montaña, en el que habitan especies en peligro de extinción, entre estos jaguares, pumas, tapires, aves, mariposas y una variedad de plantas milenarias.
Luis Reyes, explicó que es un sueño hecho realidad por los habitantes de la región, y que gracias a que el dueño del bosque, donó voluntariamente los 518.5 hectáreas, destinadas a la conservación.
Ahora, bajo el decreto número 413/2017, expedido por la CONANP, se reconoce ahora como Área Natural Protegida “El Paraíso del Jaguar”, acciones que fortalecen la preservación de los ecosistemas y su biodiversidad.
Dentro de las características  de la nueva reserva ecológica, además del verde intenso del bosque, es que siempre está con niebla y se mantiene a una temperatura de 22 grados, con un clima agradable durante todo el año.
“Todas las mañanas amanece húmedo y como siempre está mojado siempre hay hongos,  es el único lugar en donde existe un bosque vivo y viable de palmas prehistórica, entre toda la riqueza natural, que posee El Paraíso del Jaguar, se encuentra la Palma Ceratozamia de más de 400 millones de años, de las primeras plantas que evolucionaron en el mundo, incluso, antes que los dinosaurios, por lo que esta planta fue el alimento de esta especie en extinción”, explicó Luis Reyes.
Y es que su riqueza ecológica es tan inmensa en flora y fauna, que también alberga árboles de cedro, caoba, junto a la ceiba, considerada el árbol místico de los maya, así también habita una variedad de plantas medicinales, entre estas, la Ganoderma- Lucidum, es un hongo, en la medicina tradicional China es la planta más poderosa para curar enfermedades graves como el cáncer, también existen plantas para la cura de las enfermedades más comunes como la diabetes.
Así como la planta marchanta, una planta que salió del agua y aprendió a vivir sin agua, además que existe una planta de uvas silvestres VITIS rupestre, de 2 mil 800 años de edad, esta planta vive arriba de la ceiba, además adorna el espeso bosque una simpática flor que lleva el nombre de Flor Clitoria, que se asemeja a las partes íntimas de una mujer.
“En El Paraíso del Jaguar habitan los 5 tipos de felinos  que existen en Chiapas, desde el Jaguar Panthera Onca, Puma con color, Tigrillo (Leopardus Tigrinus), Ocelote y el leoncillo, también es el hogar de los tapires (Tapirus Bairdii), como lo es de una variedad de aves y mariposas, sin faltar los insectos y las víboras venenosas: nauyacas y cascabeles, entre esta especies se encuentra la serpiente bothrops”, acotó.
Señalo que la reserva ecológica es una alternativa propuesta por la sociedad civil para mitigar el cambio climático, y hay que actuar todos como ciudadanos para poder mantener limpio el pueblo, el país, donde viven miles de personas, y que el propietario del rancho decidió convertirlo en una reserva ecológica, en un área natural protegida, destinada voluntariamente a la conservación.
“Qué significa esto, que los actores sociales también podemos participar para conservar en mejores condiciones nuestro estado, Chiapas debería de ser una potencia a nivel mundial, tenemos climas sagrados, tenemos lugares con una naturaleza increíble, hay que cuidarlo, les invito a que cuidemos nuestra tierra, cuidemos nuestros recursos naturales, cuidemos los pájaros, las águilas,  los tepezcuintes, los mapaches, todos los animales, todas las plantas tienen derecho a vivir, es nuestra obligación cuidar que hayan mariposas, que hayan colibrís, que hayan aves como el quetzal o como el pavón, aves que son representativas de toda una región, de todo un país, de toda una cultura, tenemos que protegerlos”, expresó.
Aseguró que es un Área Natural Protegida certificada de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas con número 413 del año 2017, ahora registrados debidamente como El Paraíso del Jaguar, municipio de La Concordia, con 518.5 hectáreas de naturaleza virgen, de naturaleza protegida y ahora patrimonio de todos.