El debate

Sergio Stahl/Ultimátum

Conclusión

4.- El candidato independiente a Gobernador de Chiapas, Jesús Alejo Orantes Ruíz, abrió el debate al tocarle en suerte ser el primero en hacer uso de la palabra dentro de la primera ronda temática. De acuerdo con el protocolo, en esa intervención inicial el candidato del paliacate rojo debía de hacer su auto presentación y para ello contaba con 1 minuto y medio. Sin embargo, el independiente usó apenas unos cuantos segundos para presentarse y de inmediato pasó a la ofensiva y atacó a sus contrincantes, a los cuales les endilgó una serie de epítetos denigratorios y también les reclamó que “siempre han vivido del Gobierno porque son unos vividores de la política que jamás han hecho nada en beneficio del pueblo”. A lo largo del debate, Jesús Alejo Orantes Ruíz no tuvo empacho en mostrarse tal cual es: un hombre del campo, de modales toscos y lenguaje rústico; un político un tanto rupestre que cuenta con fortuna personal abundante y que tiene el carisma de un ranchero bragado y entrón. Sus escasas dotes oratorias fueron notorias, incluso por momentos parecía que le costaba articular correctamente algunas palabras y así fue como incurrió en algunos dislates verbales, por ejemplo, cuando dijo que los políticos y los gobernantes “no han resolvido” los problemas de Chiapas. Ese tipo de dislates cometidos por el independiente fueron muy celebrados por la gente en las Redes Sociales, y no faltan aquellos que afirman que Jesús Alejo Orantes Ruíz ganó el debate solamente porque resultó ser el más divertido (o el más ridículo), pero en materia de propuestas e ideas de fondo el hombre del paliacate rojo no tuvo nada relevante que exponer. De hecho, Jesús Alejo Orantes Ruíz se pasó todo el debate denostando a los políticos, a los gobernantes y al sistema político mismo. En suma, al candidato independiente el foro del debate le vino quedando muy grande para su corta estatura intelectual y su rupestre nivel político.
5.- El candidato a Gobernador de Chiapas por la coalición Juntos Haremos Historia, Rutilio Escandón Cadenas, tuvo un desempeño extraordinario. Quienes pensaban que el abanderado de izquierda al Gobierno del Estado iba a hacer un papelón de aquellos y que el foro del debate iba a ser su tumba electoral, se equivocaron rotundamente. Rutilio Escandón Cadenas se ciñó a su estrategia de proponer ideas y planes de Gobierno con claridad y lucidez y se ocupó en mostrarse cálido, festivo, sonriente y seguro de sí mismo. Asimismo, Rutilio Escandón Cadenas evitó confrontarse con sus rivales e hizo caso omiso a las invectivas que le lanzaron algunos de los otros candidatos: “No voy a caer en la guerra sucia” dijo y se siguió de largo con su discurso propositivo y por momentos bastante crítico también ante el estado de cosas actual en Chiapas. Rutilio Escandón Cadenas aprovechó perfectamente el foro del debate para quitarse de encima esa imagen de hombre frío y de político distante de la gente, y lo hizo con palabras certeras y gestos convincentes. Rutilio Escandón Cadenas enterró la imagen de adustez y frialdad y en su lugar puso la imagen de un político sensible, atento a los problemas y necesidades de la gente y en sus ojos se notaba el brillo del triunfador. En el debate, la gente pudo apreciar al auténtico Rutilio Escandón Cadenas: el padre de familia responsable, el hombre decente, el político sencillo, el funcionario honesto.
Así las cosas, es el momento de responder a la pregunta que motivó al autor de EL DIVÁN a escribir un par de artículos de fondo sobre el debate realizado el domingo pasado entre los cuatro candidatos a la Gubernatura de Chiapas: ¿Cuál de los cuatro ganó el debate?.
Mi respuesta es muy concreta: A mi juicio, el que ganó el debate fue Rutilio Escandón Cadenas. Ganó Rutilio porque se sobrepuso a sus carencias oratorias y logró emitir un mensaje político bien articulado y propositivo a su audiencia. Ganó Rutilio porque sus contricantes no fueron capaces de minar su ventaja electoral que se refleja en su posición de puntero en las encuestas y sondeos de opinión que buscan determinar las preferencias políticas de los electores y las electoras, es decir, dejaron ir la oportunidad de tundir en serio al puntero que abandera a la izquierda. Ganó Rutilio porque se deshizo de la imagen de frialdad y adustez que tenía antes del debate y en ese foro puso en circulación al candidato sensible, cálido y festivo. Por esas razones y otras más que el breve espacio de mi columna me impide citar, es que yo opino que Rutilio Escandón Cadenas resultó ser el ganador del debate.
En fin.

BALCÓN

No he podido hablar con mi amigo Alberto Ramos García, pero me inquieta esa denuncia que mi colega hizo en las Redes Sociales, de que ha recibido amenazas y presiones por parte de algunos integrantes del equipo de campaña de Rutilio Escandón Cadenas, supuestamente para intimidar al columnista político y obligarlo a que cese de criticar a MORENA. A reserva de hablar con “Beto” Ramos y pedirle que me cuente su historia, yo estoy en contra de cualquier acto de intimidación que vulnere la libertad de expresión de un periodista, sea de la campaña que fuere de donde vengan las amenazas contra un colega, yo repruebo y repudio tales conductas inapropiadas. Sinceramente, no creo que Rutilio Escandón Cadenas tenga algo que ver con ese asunto, yo conozco a Rutilio muy bien y sé que es incapaz de reaccionar de manera intolerante ante alguna crítica o ataque periodístico a su persona o a su partido político. Rutilio aguanta vara, me consta. Quizá algún atarantado colaborador de su campaña haya incurrido en semejante necedad de amenazar a un periodista y exigirle que se calle la boca, es posible porque nunca falta un tonto con iniciativa que piense que así está ayudando a su jefe, pero que Rutilio mismo tenga algo que ver con lo que denunció “Beto” Ramos García, yo francamente lo dudo…Eso es todo.

EL DARDO

“El Flaco de Oro” está en todo su derecho de querer ser candidato a Gobernador por su partido Mover a Chiapas, pero falta ver que su mero jefe que despacha en la colonia El Mirador se lo permita.

asuntopublicoficial1962@gmail.com