Integrantes del Sutunich señalaron que su inconformidad también se deriva del despido injustificado de sus compañeros maestros, por responsabilidad directa del rector de la universidad, Ballardo Molina Hernández

Rodolfo Flores/Ultimátum
TGZ
Docentes de la Universidad Intercultural de Chiapas (Unich) pertenecientes al Sutunich, anunciaron la huelga este jueves ante la falta de solución al recurso legal interpuesto por las violaciones al contrato colectivo de trabajo y despido injustificado de docentes.
Edgar Federico Pérez Martínez, secretario general del Sutunich manifestó abiertamente que los docentes se van a huelga como derecho que decretó un juez federal, luego de que la rectoría de la escuela violara el contrato colectivo de trabajo despidiendo a docentes sindicalizados sin precisarse las causas.
Estas violaciones, señaló, son directamente del rector de la universidad Ballardo Molina Hernández y el abogado general Ángel Gabriel Pérez Morales. A partir de las mismas se realizó un emplazamiento a huelga el pasado mes de enero ate la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Estado.
“A partir de ese momento la JLCI, en contubernio con la parte patronal cometieron una serie de arbitrariedades para dilatar la respuesta positiva a su derecho a huelga, mientras que el gobierno del estado y la Secretaría de Educación permanecieron mudas”, señaló.
Fue mediante el enlace de la gubernatura, Karen Ballinas Hernández y abogados de la universidad para reprimir a los docentes mediante la fuerza pública, situación que los llevó a interponer un amparo para determinar fechas de conciliación y huelga, mientras se les impedía ingresar a su centro de trabajo.
Puntualizaron que debido a las irregularidades en el proceso, la JLCI han sido acreedores a dos sanciones y un juez federal determinó que se celebre la Junta de Conciliación o procede el derecho a huelga.
Por su parte, Carmen Marín Levario, docente despedida, expuso que el inicio del próximo ciclo escolar está en riesgo, sin embargo, precisó que si esto ocurre el rector será el responsable directo, al negarse a dar solución al problema de la Unich.