César Espinosa/Ultimátum

Adriana Páramo, a plenitud de sus emociones, lanza su libro “Amor Vs. Codependencia”, su obra, presentada en las excelsas instalaciones de la fundación Miguel Alemán, la dedica a su madre, doña Concepción Moguel.
La acompañaron Ricardo Rocha, Eduardo Ruiz Healy y Kena Moreno…
Presentes también, su hermana Georgina Páramo y esposo, Milton Morales Domínguez…
Y finalmente, gracias al Dr. en Derecho Milton Morales Domínguez llegó a mis manos (en modo de obsequio) el libro titulado “Amor Vs. Codependencia”, escrito por la exitosa comunicadora Adriana Páramo Moguel y presentado a principios de este mes, en las excelsas instalaciones de la Fundación Miguel Alemán A.C.(CDMX), donde se fomentan y apoyan actividades humanísticas, científicas y artísticas, además de enseñanza general.
Adriana es licenciada en Ciencias de la Comunicación, y amén de ser presidenta de Sociedad Incorporada A.C., organización que se une a la lucha contra las condiciones que generan violencia e inseguridad y adicciones entre la población vulnerable, ha escrito otras obras, entre ellas “Yo dragón”, “La ciencia del éxito” y “Un abrazo al corazón”, cuyas cápsulas han sido difundidas a través de Radio Fórmula, desde la ciudad de México, donde ha colaborado, sin que muchos chiapanecos que vivimos, pululamos y nos movemos en Tuxtla Gutiérrez, supiésemos de su destacada actividad de escritora y comunicadora, a no ser porque ella, aunque nació en Irapuato, Guanajuato, lleva en sus venas sangre de padres chiapanecos, y por tan interesante vínculo, dedicó su libro –especialmente- a su madre doña Conchita Moguel.
Ciertamente, hay muchos chiapanecos en la ciudad de México que han destacado en medios masivos de información, pero don Milton Morales se tenía muy calladito el caso de Adriana, quien es nada menos, que hermana –o hermanita como se dice en Chiapas-, de doña Georgina Páramo, su esposa, por tal razón creí que la autora de “Amor Vs. Codependencia” había nacido en tierras chiapanecas y no como relata el periodista Enrique Castillo en su reseña, en donde la vida no vale nada…como dice el corrido de Guanajuato, de don José Alfredo Jiménez, quien escribió esa melodía con el dolor de su corazón, al haber pretendido sin éxito, salvarle la vida a su hermano, quien por los intrincados caminos de aquella región, se le murió en sus brazos…casi cerca del Cristo de la Montaña….
Y el ‘Versus’ acuñado en el título de este libro, como de esquina a esquina por tratar de amor y codependencia, me trajo gratos recuerdos, porque comúnmente es un término latino propio de uno de los deportes más rudos como es el del boxeo. Allá por 1980, a mi paso por el periódico Ovaciones, el versus fue mi pan de cada día, cubriendo información boxística y combates de sábado y miércoles en Perú 77, con los otros compañeros de cuadra, Rodolfo Rayón, Ángel Peña Troncoso y Marco Polo Aguilar Villanueva, quien desde la CDMX nos alimenta de noticias en la web de la Asociación de Periodistas Dr. Belisario Domínguez Palencia. El versus de Carlos Zárate – Alfonso Zamora, trepidante combate; ‘Pipino’ Cuevas-Miguel Ángel Campanino, Rubén Olivares-Alexis Argüello, Sal Sánchez- Wilfredo Gómez, Lupe Pintor- Carlos Zárate, Ney Gordillo (chiapaneco) – José Torres; Al López-Guty Espadas, Rodolfo Martínez-Rafael Herrera, en fin….tantos y tantos más …En suma: en el amor hay versus, de lo que se trata es de no dejarse dañar…
En la presentación del libro “Amor Vs. Codependencia” acompañaron a la comunicadora, Ricardo Rocha, Eduardo Ruiz Healy y Kena Moreno, fundadora y promotora permanente y vicepresidenta honoraria del Centro de Investigación Juvenil. Y ahí estaban también don Alejandro Carrillo Castro (diplomático) y el chiapaneco Samy David.
“Amor Vs. Codependencia” es un libro escrito en términos muy llanos del amor, de la obsesión en que se ven inmersos quienes aman a ciegas, pero también da las recomendaciones precisas y concisas, de cómo evitar salir perjudicados de una relación amorosa. Y la máxima es, según el texto: “Para amarte a ti, primero debo amarme a mí”…Trata de los celos, la infidelidad y la violencia, y nos deja claro que “la emoción que da origen a los celos, es la envidia”. Son el temor a perder al ser querido, que cuando se salen de control pueden ser el infierno para una persona, ya que el deseo por controlar permanentemente a su pareja y sospechar de todo, lo imposibilita para ser feliz.
Y también trata temas escabrosos como la infidelidad, tema controvertido, pues involucra al amor, la sexualidad, la intimidad. Y se suma el machismo, como un mal de la ignorancia. También concluye que amar y ser feliz son actos volitivos (de voluntad), es decir, cómo, cuándo y dónde quieres amar y ser feliz. También la manera de relacionarse depende de cada quien. Y nos recuerda, que lo que está bien o mal, depende de la manera nuestra de pensar.
Un libro que no tiene desperdicio para llevar una vida feliz y con amor. Cómo surge el enamoramiento, los mecanismos fisiológicos que nos hacen sentir atraídos a cierto tipo de personas, las creencias culturales que tanto nos limitan, cómo se forman los apegos, la sensación de abandono, rechazo, sentirnos traicionados, los miedos que nos mantienen atados a la zona de confort y cómo enfrentarlos. Esos y otros tantos temas se disciernen en este bonito libro. A la espera de poder saludar a la comunicadora Adriana Páramo Moguel, le reitero mi admiración y respeto por su trayectoria.

chatos21@hotmail.com