Agencias/Ultimátum

cannes

En su primera prueba, la prohibición de selfies en la alfombra roja del Festival de Cine de Cannes fue acatada por la mayoría, pero no por todos, en la ceremonia inaugural la noche del martes.
Algunos asistentes fueron vistos tomándose fotos con sus celulares en su camino al estreno de “Todos lo saben”, la cinta de Ashgar Farhadi protagonizada por Javier Bardem y Penélope Cruz que abrió el evento. Los anfitriones de la gala fueron vistos regañando a algunos invitados que habían sacado sus cámaras.
El festival ha advertido a los asistentes que podría negárseles la entrada a los estrenos si se toman fotos personales en la alfombra roja. Nadie pareció ser vetado el martes.
El director del festival Thierry Fremaux ha calificado la práctica de tomarse selfies de “grotesca” y dijo que interrumpe la elegancia de la prestigiosa alfombra roja, que está alineada de fotógrafos. El martes Fremaux dijo que la gente viene a Cannes a ver películas, “no a que los vean a ellos”.