Agencias/Ultimátum

CDMX

Ahora que la película Hombre al agua debutó en el segundo lugar de la taquilla estadounidense, el actor mexicano, Eugenio Derbez, puede quitarse de encima “una loza”, como calificó el peso que sintió ante la presión de cumplir con las expectativas para esta nueva comedia.
“Siento como una loza aquí atrás que vengo cargando con esta presión de tener que superarte a ti mismo en tu siguiente película”, dijo el comediante, en una entrevista en la Ciudad de México, sentado junto a la coprotagonista Anna Faris.
Hombre al agua, dirigida por Rob Greenberg, se estrena el jueves en México tras haber debutado el fin de semana en el segundo lugar de la taquilla estadounidense (solo detrás de la megaproducción “Avengers: Infinity War”), con una recaudación de 14,7 millones de dólares.
Es la tercera película “binacional” de Derbez que consigue el éxito en su país adoptivo. En 2013 “No se aceptan devoluciones”, con Loreto Peralta y la esposa de Derbez en la vida real, Alessandra Rosaldo, facturó 10 millones de dólares en su primer fin de semana y se colocó en el quinto lugar de las 10 más taquilleras. Y el año pasado “How to Be a Latin Lover”, con Salma Hayek, sumó 12 millones y debutó en el segundo puesto de la lista.