Mario Gerardo Ortiz/Ultimátum
Acapetahua
Internos del Centro de Reinserción Social para Sentenciados Número 9, pidieron la intervención de las autoridades y de la Comisión Nacional y Estatal de los Derechos Humanos, por presuntos malos tratos y extorsión a sus familiares para poder sobrevivir en el reclusorio.
En un documento enviado a las dos instancias antes citadas, donde sindican a una persona de nombre Mónica “N”, quien realiza las extorsiones.
En una carta enviada a las autoridades, los reclusos informan que de nada sirve que cambien a los directores, si Mónica es la que manda en el penal, la que cobra las cuotas para que las mujeres pasen a visitas conyugales, incluso señalan la probable venta de droga y alcohol dentro del centro penitenciario.
En el documento señalan que la trabajadora social, que se encuentra en el área de monitoreo, se encarga de buscar a los familiares a sus domicilios y los extorsiona.
Explicó que hace 20 días que fue nombrado como director del penal Javier Zenteno Velásquez, pensando que iban a cambiar las cosas, sin embargo, se han dado cuenta que la las decisiones siguen estando en las manos de Mónica, señalada como la encargada de cobrar desde la visita conyugal hasta el comercio.
Desde hace varios meses los familiares de los reclusos han pedido la presencia de las autoridades de derechos humanos, pero han hecho caso omiso.
Se dio a conocer que en el penal hay 170 reclusos, donde se presume la mayoría ha sido extorsionado por la jefa de monitoreo, por ello piden la inmediata intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para garantizar la seguridad de los internos.