Militantes del Revolucionario Institucional de San Juan Chamula se dicen inconformes por haber desplazado a Fortunato Hernández y en su lugar fuera designado Mario Santiz

Gilberto Luna/Ultimátum
Chamula
Cientos de militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de diferentes parajes, rancherías y comunidades del municipio de San Juan Chamula, amenazaron que no permitirán a la dirigencia de este instituto político imposiciones, e impugnarán las candidaturas a la diputación federal y local, además de exigir que se respeten sus usos y costumbres.
Lo anterior fue declarado por Fortunato Hernández, quien se registrara como candidato a diputado local por el XXII Distrito Electoral con cabecera en Chamula y fuera sustituido por Mario Santiz, por esta razón advirtió que no permitirán más imposiciones en el municipio.
“Si vamos a dar sangre, doy mi vida, pero no permitiré más humillación en Chamula, ya no más imposiciones en este municipio indígena”, sentenció.
Señaló que ya basta de que la dirigencia estatal del PRI esté metiendo las manos en este municipio, en el caso de la diputación federal, “sólo falta que nos pongan a un presidente francés, a un gringo que manden en el municipio”, declaró.
“Denuncio esto públicamente, acá en Chamula se está viviendo una imposición imparable, nos han mancillado, no vamos a permitir más, yo me registré en tiempo y forma, apenas me dicen que ya me sacaron que colocaron a otro, con qué finalidad, si no me lo han notificado por escrito, solo me dicen ya te sacaron”, dijo.
Por último, informó que los Chamulas defenderán con valor y respeto los usos y costumbres para que sean tomados en cuenta, e impugnarán ante las instancias correspondientes. Asimismo, exhortaron a los militantes del partido de su municipio para que razonen por quién van a votar en las próximas elecciones.