Expertos en finanzas o política ven como “grosero” el despilfarro en campañas y prerrogativas para partidos; convencer a la ciudadanía, el reto para las próximas contiendas, advierte el INE

Christian González/Ultimátum
TGZ
El hecho de ejercer la democracia en México resulta, al menos en los últimos tiempos, un “duro golpe” para el erario. Prueba de ello es lo que será destinado para los gastos electorales de este año: 25 mil millones de pesos, de los cuales más de 9 mmdp se invertirán en precampañas y cerca de 6 mmdp para campañas de los partidos políticos. Solo un voto —emitido o no— costará 245 pesos, equivalentes a cuatro días laborados. En un comparativo, por sufragio superamos a Rusia, Estados Unidos y a las economías más dinámicas de Latinoamérica; Chile: su voto es el más barato, 5 pesos.
De hecho, en Chiapas se “inyectarán” alrededor de 400 mdp (incluso alcanzaría los 600 mdp) para las campañas venideras. Y eso no es todo: los partidos lucharon hasta “el cansancio” para no quedarse sin prerrogativas en este ejercicio, lo que generó más discordia. De acuerdo con el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC), solo en la geografía chiapaneca, éstos recibirán poco más de 170 millones; el Verde Ecologista de México (el que gobierna nuestra entidad sureña) es el que más “lana se embolsará”: 47 millones 373 mil 925.71 pesos.
Aunque Óscar Barajas Velasco, docente investigador de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC), afirmó que el gasto social tiene sus diferentes canales y no compite con el gasto electoral, le parece “injusto” que aparte de los 400 mdp, haya más recursos para el Instituto Nacional Electoral (INE), es decir para los partidos.
Para él, es complicado saber cuánto dinero llegará al estado, pues eso dependerá de la planificación interna de cada instituto, “a pesar de ello, repito, es excesivo, suntuario, y no atiende una necesidad fundamental, sobre todo para las regulaciones que se tienen en la actualidad”.
Lo más lamentable de todo, dijo, es que México presenta problemas serios en los temas de desarrollo social y combate a la pobreza que, hasta el momento, son vistos como dos asuntos separados, cuando -refirió- esta seriedad trasciende el gasto electoral.
“Tampoco estoy de acuerdo con que los institutos públicos se financien del erario… el gasto dirigido a las elecciones se antoja inútil porque es el mismo aparato gubernamental que sostiene a los partidos que, de alguna forma, deberían acotarlo y dirigirlo a una relación más cercana con la sociedad”.
No obstante, argumentó que quitarle esos 400 mdp a los partidos no resolvería la pobreza en Chiapas, “porque la forma de abordar el combate a esta última está un poco fracturada, y bastante contaminada por un espíritu electorero”.

PRESUPUESTO DEBE ENFOCARSE EN RUBROS PRIORITARIOS

De acuerdo con Sergei Lizama Ruiz, especialista en tópicos financieros, “es un insulto” que se destine tanto presupuesto para ese concepto, cuando no sólo Chiapas, sino casi todo el país, presenta una crisis en salud, educación, vivienda y seguridad social.
Advirtió que la economía mexicana no está preparada o fortalecida para cubrir un gasto tan elevado. “No es posible que designemos casi 3 mmdp para educación y 25 mmdp para campañas políticas: eso es prácticamente una aberración a nivel nacional; falta saber cuál será el presupuesto estatal”, comparó el académico.
Por ello, consideró necesario y urgente frenar ese recurso para tal fin, y por el otro lado “el panorama de Chiapas no es nada alentador, es uno de los más pobres, con un crecimiento apenas de 1.1%, y no creceremos significativa y económicamente nada. Se viene un problema fuerte de desempleo por los recortes en gobierno, lo que provocará que la tasa de desempleo brinque del 2.1% al 3.9%”.
Lo peor, aseguró, es que el INE solicitó 3 mmdp más para solventar el gasto corriente de las campañas políticas, “es lamentable, y lo que sucederá es que la economía mexicana se enfrentará a un proceso de austeridad debido a que un recorte del gasto público representa una contracción del presupuesto que va dirigido a dichos rubros y eso se reflejará en el primer semestre de 2018”.
De hecho, criticó el que México destine el presupuesto más elevado en toda la historia para ese tópico, cuando entidades como Chiapas sufren de pobreza y pobreza extrema.
Reveló que el panorama es aún más incierto porque habrá modificaciones en la credencial de elector de los 45 millones de empadronados, por lo que se destinarán cerca de mil millones, “eso es para que las elecciones sean más seguras, que se eviten fraudes”.

LEY ELECTORAL TIENE MUCHOS VACÍOS: CCE

Según David Zamora Rincón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), el asunto va más al fondo: Como la ley en materia electoral en Chiapas presenta “muchos vacíos”, cientos de políticos y funcionarios promueven su imagen a través de espectaculares, bardas, volantes y otros medios, como “un claro ejemplo de acto anticipado de campaña y, además, de un derroche de recursos”.
Refirió que si de por sí no sólo los empresarios sino toda la sociedad, en este caso chiapaneca, sufre por los constantes recortes presupuestales y por ende la falta de empleos, la situación se recrudece cuando esos personajes utilizan los dineros —sobre todo los programas sociales de combate a la pobreza— para promocionarse con miras a obtener un puesto de elección popular.
“Desde ahora se respira lo de siempre: despilfarro de recursos para promoción de imagen y acarreo de gente para ‘dudosos eventos’, con lo que incluso muchos actores políticos violan la ley en la materia”, aseveró el entrevistado, quien lamentó que ese dinero “mal gastado” surja de los impuestos que erogan los mismos ciudadanos.
Lo más lamentable de todo, subrayó, es que la instancia encargada de aplicar las sanciones no lo hace, “se vuelve complaciente”, por ello urgió en la necesidad de un llamado a la conciencia de aquellos políticos para que no repitan fórmulas que no han funcionado en el pasado.
Asimismo pidió a las instancias correspondientes vigilar cómo se utilizan los apoyos de programas públicos, “pues hemos visto que aquí y en otras entidades los ciudadanos son coaccionados”. Por fortuna, agregó, la sociedad cuenta cada vez con más “armas” para denunciar estas irregularidades, aunque lo que falta, consideró, es mayor participación y perder el miedo.

SUELDOS DE LEGISLADORES Y FUNCIONARIOS

Sin embargo, la problemática y el descontento en el electorado se originan o se agudizan muchas veces por la forma en cómo se reparten los presupuestos, lo que sucedió con el de Egresos de la Federación (PEF), aprobado en noviembre del año pretérito, en el cual se elevó incluso al doble el salario de los legisladores o de funcionarios.
“Todo esto representa un descaro y una incongruencia, cuando en rubros como cultura o educación sufrieron recortes significativos”, comparó Irma Pérez Cancino, investigadora chiapaneca, quien aseguró que esos personajes no deberían recibir más recursos porque lo que perciben en la actualidad “ya es excesivo, comparado con el salario de un trabajador común, es demasiada la diferencia”, y eso provoca mayor desánimo en el electorado.
De hecho para este 2018, la especialista detalló que el Poder Legislativo recibirá, por concepto de sueldos, 15 mil millones 575 mil pesos, es decir 1.30% de incremento, pues en el 2016 fue de poco más de 14 mmdp.
Mientras que para el de salario de funcionarios públicos (previsiones salariales y económicas), recordó que en el 2016 fue de 107 mil millones, y para este año será de 156 mdp, es decir un incremento de casi 46 puntos porcentuales, “es el más destacado de todos los incrementos, exagerado”.
En tema de cultura, lamentó que su presupuesto disminuyera, pues el año pasado fue de 12 mil 428 millones y decreció a 11 mil 416 millones, “y es en esa parte donde nos preguntamos por qué, se supone que le deberían dar más fuerza, pero en vez de eso se descuidan áreas como ciencia y tecnología”.
En cuanto al PEF, el gasto neto total es de 5 mil millones 279 mil 667 pesos lo que se aprobó en 2017, mientras que en el 2016 fue de 3 mil millones 640 mil 392, “pero, insisto, lo que llama más la atención es que se haya cargado más la mano a sueldos de funcionarios públicos”.
Ante las deudas que mantiene el gobierno de Chiapas, externó que el “efecto es como el de una bola de nieve”, debido a que se espera que una parte del presupuesto destinado para esta entidad “serviría para subsanarlas, pero también depende de las personas que manejen ese recurso, aparte lo que se utiliza del Fonden luego del terremoto”.
Criticó que por lo general, o al menos en los últimos tiempos, el recurso no se destine para lo que es, como en rubros de salud y educación, “porque, por ejemplo, cuando tú vas al hospital resulta que no tienen medicamentos, que no te pueden atender bien porque hay muchas carencias”.
De hecho, consideró que el dinero es suficiente y alcanzaría perfectamente si se destinara de forma adecuada, “como dije, se ve que no hay equidad, porque le restas a esos rubros y le aumentas a los sueldos de diputados, senadores, o le das más lana al INE”.

ÓRGANOS ELECTORALES NO DEBEN SER MANIPULADOS

Ante las presuntas “campañas adelantadas” de algunos actores de la vida política chiapaneca, la diputada local perredista María Concepción Rodríguez Pérez pidió a los institutos de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) y al Nacional Electoral (INE) fungir como instancias autónomas y ser congruentes, “porque dependen de lo que les digan, y eso es lamentable y no hay credibilidad, y por eso creo que la cuestión del voto no se ejerce porque hay descontento, desánimo de la misma ciudadanía”.
Por ello, dijo que es necesario hacer un llamado urgente y contribuir “en el lugar donde estemos, pero hacer bien las cosas. La gran satisfacción del ser humano es servir, pero servir bien a los demás, desde el que hace el aseo en el parque hasta el mismo gobernador”.

Aseguró que indígenas, campesinos, estudiantes, amas de casa, entre otros que conforman la sociedad, tienen que tomar conciencia y ver lo que en realidad sucede, “lo que Chiapas necesita; no creo en los colores, sino en la convicción, en la lucha, en ser consciente… ahorita ya empieza lo del 2018 y todos andan corriendo, y creen que la izquierda nada más es de cambiar de color y ya”.
Lo más importante, afirmó, es que la ciudadanía no se deje convencer por una playera a cambio del sufragio, “porque resulta que cuando tú vas y quieres exigir no te solucionan nada porque resulta que ya te compraron, y entonces te quedas callado”.
Sin embargo, afirmó que “ser de izquierda es ser gente de lucha, de convicción, de ser leales. Tenemos que caminar en conjunto, todos, para un estado diferente, porque hay desempleo, carencias en salud, desempleo, vivienda, carreteras… es lamentable”.
Aseveró que la mayoría de veces los espacios de elección popular “ya son vistos como si fueran una empresa, cuánta inversión para que lo puedan recuperar, es decir que lo ven como un negocio y no se fijan en el bien común, y eso es lo que sucede en la actualidad”.

CIUDADANOS ESTÁN EN ESPERA DEL “MESÍAS POLÍTICO”: VOCAL DEL INE

La mala gobernanza no sólo en Chiapas sino en todo México se genera por una nula o poca participación del ciudadano en la vida política, “y en cambio la gente está en espera del mesías en la materia”, manifestó Ricardo Aguilar Estrada, vocal secretario del Distrito 09 del Instituto Nacional Electoral (INE).
Al respecto, aclaró que la democracia proviene indiscutiblemente del seno de la ciudadanía, por ello explicó que ésta debe ser de abajo hacia arriba, “de fondo hacia afuera y de manera transversal, es decir el cambio no será a través de un gobernante”.
Mientras el mexicano está aferrado a que llegue ese “mesías político”, ironizó, “vamos a estar perdidos, porque nunca llegará alguien que nos saque del atolladero. Siempre esperamos eso, y de ahí viene el populismo, figura semejante a la dictatorial, a las malas gobernanzas, porque hacen cosas que le gustan al pueblo”.
Por ello, afirmó que en el próximo proceso electoral el INE se enfrentará a un “gran reto”: tratar de llegarle a la ciudadanía con palabras claras y sencillas, “Si se aumenta esa parte apática, o que un 10 por ciento que no vota, lo hiciera, sería un gran cambio”.
De hecho, puntualizó que inhibiría de cierta forma la compra del sufragio, “sin embargo si no le exigimos nada a los partidos políticos, la cosa será igual. Lo lamentable es que no exigimos rendición de cuentas, y los informes a nadie les interesa”.
Otro problema que se vive, ejemplificó, es que las denuncias de irregularidades durante las contiendas electorales se quedan en las redes sociales como “Facebook”, “en el manejo discursivo y mediático de diferentes actores políticos sobre los fraudes, y no acuden ante las instancias correspondientes”.
Además, Ricardo Aguilar mencionó que otro medio de protesta sobre esas anomalías se hace a través de marchas, bloqueos, entre otras acciones similares, “esos son nuestros instrumentos de denuncia, y no vemos los legales”.
Dijo de hecho que la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública es considerada “letra muerta por muchos”, no obstante, aseguró que “está así porque la espada del ciudadano la mata a cada rato, no la utiliza, pero si la manejaran habría resultados porque le exigirías a la autoridad que te dé la información necesaria y así presentar un instrumento legal en caso de irregularidades, en este caso, de contiendas electorales”.

HAY QUE VENCER EL ABSTENCIONISMO

Efraín Everardo Lastra, vocal ejecutivo del Distrito IX del INE en Tuxtla, aceptó que sin duda será un proceso complicado, primero “por lo grande que es, pues atenderemos miles de elecciones a nivel nacional, y la situación en Chiapas se ha complicado aún más con situaciones en varios municipios”.
No obstante, para él lo más “peligroso” es que la ciudadanía no participe, y que derivado de desconfianzas o situaciones no atendidas, no acuda a participar como funcionarios de casillas o como votantes, “porque eso sí sería grave no solo para el estado, sino para el país”.
Consciente de que la democracia en el país es cada vez más onerosa, afirmó que el reto será convencer a la sociedad para cambiar “al futuro que se nos viene encima, sobre todo para las nuevas generaciones quienes sufrirían las malas elecciones o su poca participación el próximo 1 de julio”.
Por ello, afirmó que el INE y el IEPC trabajan de forma unida en fortalecer la infraestructura de la elección, “consideramos que no habrá situaciones que impidan que se lleve a efecto la contienda, pero insisto: el mayor reto será vencer el abstencionismo”.