Agencias/Ultimátum
CDMX
El Instituto Nacional Electoral (INE) informó que los tres debates presidenciales tuvieron un costo de 56 millones 440 mil pesos, siendo el de Mérida el más costoso. Esta cifra equivale a 99 centavos por cada votante de la elección presidencial, a 63 centavos por cada persona inscrita en la lista nominal y a un peso con cuatro centavos por espectador en televisión y redes sociales.
De acuerdo con el informe final de la Comisión Temporal de Debates, el debate de la Ciudad de México tuvo un costo de 10.4 millones, es decir, 2.3 millones de pesos menos a lo que el INE había informado el 16 de mayo; el debate de Tijuana tuvo un costo de 17.8 millones de pesos, y el de Mérida, 20.3 millones de pesos.
Al respecto, la autoridad electoral justificó que el tercer debate fue el más costoso, ya que, además de la transportación de equipo y personal, “no se contó con las ventajas que tiene la realización de un debate en una sede universitaria”.
La producción, escenografía, preparativos, logística, atención de asistentes y medios de comunicación implicó un gasto de 8.6 millones de pesos para el debate de la Ciudad de México; de 14 millones para Tijuana y de 17.3 millones para Mérida.
Dentro de este rubro de producción y preparativos, la autoridad electoral canalizó 1.2 millones para seguridad en la capital del país; 1.3 millones para Tijuana y 2.4 millones para el caso de Mérida.
Asimismo, el INE canalizó 104 mil 895 pesos para el pago de los moderadores en la Ciudad de México; para el caso de Tijuana destinó 209 mil 790 pesos y para Mérida 314 mil 685, la autoridad recordó que las periodista Azucena Uresti y Denisse Maerker renunciaron al pago.
Para la elaboración del estudio del segundo debate en el que hubo público asistente, el INE realizó un pago por 480 mil 600 pesos, mientras que para el servicio de medición del rating de los debates en Tijuana y Mérida erogó 500 mil pesos.
De acuerdo con datos Nielsen IBOPE, 34.7 millones de personas mayores de 18 años vieron alguno de los tres debates en televisión.