Por muchas décadas fue un país que no dio buenos resultados, fue llamado La Furia Roja por su forma de juegar “con garra” pero nada más. Pero todo cambió en 2008 cuando ganaron la Eurocopa y dos años después la Copa del Mundo en Sudáfrica 2010

Amado Ríos Valdez/Ultimátum
TGZ
España es hoy nuevamente una de las selecciones candidatas para ganar la Copa del Mundo de Rusia 2018. Sin embargo, desde 1920, que fue su primer partido, hasta el 2010, en el que ganaron su primer y único Mundial, había sido una selección animadora pero poco menos que intrascendente.
España padece el mismo Síndrome que Inglaterra, tienen una liga poderosa con equipos entre la élite mundial que han ganado y dominado en muchos torneos internacionales, pero con una Selección Nacional débil y que no refleja el mismo poderío.

En los años 50s y 60s el Real Madrid dominó abiertamente la Champions League (que no se llamada así entonces) y fueron los años de mayor pobreza de resultados de la representación nacional española. A finales de los 90 y principios del nuevo milenio, nuevamente Real Madrid dominaba la Champions y disputaban las finales el Valencia y el Deportivo la Coruña, y comenzaba a despuntar el equipo de ensueño del Barcelona. En estas mismas fechas se disputaron los mundiales de EUA 1994, Francia 1998, Corea-Japón 2002 y Alemania 2006 y de nuevo, no pasó nada con España.
Pero entonces vino el cambio. Luis Aragonés tomó las riendas de la dirección técnica de la Furia Roja, llamada así desde 1930 por su estilo de juego muy físico y poco técnico, y decidió adoptar un sistema de juego basado en la escuela y la filosofía del Barcelona: posesión del balón, traslado de la pelota al ras de pasto, ataque en bloque, defensa desde la línea de ataque. Lo que se denominó popularmente como tiki-taka. La Furia Roja pasó a ser solamente La Roja y el futbol de España transitó del choque al toque.
Con Luis Aragonés ganó su segunda Copa Europea de Naciones en el 2008 (la primera la habría ganado en 1964 siendo locales). Al retirarse Aragonés (El Sabio de Hortaleza se le llamó como respeto y admiración), el sustituto, Vicente del Bosque, mantuvo la misma filosofía de juego y como resultado ganaron la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010 y la Eurocopa de nuevo en el 2012. Fueron prácticamente 6 años de ensueño. Pero como hemos dicho, pasaron muchos años de tropiezos y desilusiones pare ala afición española desde el nacimiento de La Roja.
La selección española de futbol no existía antes de 1920, se conformó en ese año para participar en los Juegos Olímpicos de Amberes (Bélgica) y en su partido inaugural venció por 1 a 0 a la selección de Dinamarca. España ganó la medalla de plata al disputar una fase final contra Checoslovaquia, Francia y Holanda, sin embargo solo jugó contra Holanda, ya que Checoslovaquia abandonó el torneo y Francia no se presentó al partido. Eran otros tiempos.
En el Mundial de Uruguay 1930 no participó al boicotear la candidatura de Uruguay por considerar que la primera Copa del Mundo debía jugarse en Europa. España y otras selecciones europeas pretextaron el largo viaje en barco y los costos, sin embargo Uruguay ofreció cubrir los costos de cada selección. Aun así España mantuvo su decisión de no participar.
En el Mundial de Italia 1934, desarrollado en una Italia dominada por Benito Mussolini, España llevó un equipo que representaba en ese momento a la Segunda República Española, donde destacaban figuras como el portero Ricardo Zamora del Barcelona, estaban Ramón Zabalo, Leonardo Cilaurren, José Muguerza y Martín Veltonrá; del Athletic de Bilbao iban Luis Regueiro e Isidro Lángara (años después Ventolrá, Regueiro y Lángara tendrían un paso exitoso en varios clubes de la Liga de futbol en México). Ese equipo de 1934 venció al Brasil de Leónidas da Silva pero fue eliminado en cuartos por Italia.
La Guerra Civil española les impidió participar en el Mundial de Francia 1938 dado que muchos jugadores estaban enrolados en las filas de alguno de los dos bandos, o bien no participaban o poco debido a las condiciones de inseguridad.
La Segunda Guerra Mundial interrumpió las Copas Mundiales de futbol hasta 1950. En el Mundial de Brasil 50, España quedó en cuarto lugar y fue el mejor lugar logrado hasta que ganaron en 2010. De aquel equipo destacan el portero Antonio Ramallets y el delantero Telmo Zarra.
España no logró clasificarse para las Copas del Mundo de Suiza 1954 y Suecia 1958. Fue un gran fracaso ya que en esas fechas llegó a contar entre sus filas al portero Antonio Ramallets, a Luis Suárez, Ladislao Kubala, Paco Gento, Héctor Rial y Alfredo Distéfano.
A la Copa de Mundo de Chile 1962 clasificaron pero tampoco lograron una destacada actuación quedando en el lugar 12 de 16 equipos participantes. En ese Mundial España llevó a Paco Gento, Del Sol, Luis Suárez, Puskas y Peiró, incluso asistió Alfredo Distéfano, pero no pudo disputar ningún partido por estar lesionado.
En el Mundial de Inglaterra 1966, España clasificó pero nuevamente volvió a quedar eliminada en la primera fase al perder con Argentina 2-1, ganar a Suiza 2-1 y perder el partido decisivo ante Alemania Federal 2-1. En esa selección volvía a llevar jugadores de renombre mundial pero que no pudieron levantar el juego colectivo de España: Gento, Luis Suárez, Pirri, Amancio, Peiró y Del sol.
España cayó en una década para el olvido al no clasificar para la Copa del Mundo de México 1970 y Alemania 1974, aunque contaba con jugadores importantes como Quini, Pirri, Amancio y Rexach.
La vuelta a los mundiales ocurrió en el Mundial de Argentina 1978, sin embargo fue un nuevo fracaso. El equipo dirigido por el Húngaro-Español Ladislao Kubala perdió contra Austria 2-1, Empató a 0-0 con Brasil y le ganó a Suecia 1-0 y volvió a ser eliminada en la primera fase.
Las expectativas eran muy grandes para la siguiente cita mundialista ya que se llevaría a cabo en España en 1982. En casi todas las ocasiones que una selección era anfitriona de un Mundial, ésta llegaba por lo menos a la semifinal (a excepción de México en 1970 que se quedó en cuartos de final). Luego cabría la posibilidad de que esta vez España lograra desatacar en el mayor torneo de futbol de planeta y con el deporte que más apasiona a los españoles.
Lamentablemente para España, la anfitrionía no estuvo acompañada de un buen juego y una buena selección. Si bien esta vez si pasó de la primera fase, lo hizo con dificultades como segundo de grupo al empatar 1-1 con Honduras, ganar 2-1 a Yugoslavia y perder 1-0 con Irlanda del Norte. En la segunda fase en aquellos años se jugaba otra fase de grupos. En el Grupo de España estaban nada menos que Alemania Federal e Inglaterra. España fue eliminada en esta fase al perder con Alemania 2-1 y empatar a cero con Inglaterra.
En el Mundial de México 1986, la Furia Roja avanzó hasta cuartos de final luego de propinarle una goliza de 5-1 a Dinamarca con una gran actuación de Emilio Butragueño. Sin embargo en el siguiente partido empató a 1-1 con Bélgica y perdió en la tanda de penaltis.
La nueva cita mundialista fue en Italia 1990. Nuevamente España fue despedida rápidamente del torneo al perder en octavos de final por 2-1 ante Yugoslavia. En el Mundial de Estados Unidos 1994, la selección española logró llegar esta vez a cuartos de final, pero en esta fase fue eliminada por Italia por 2-1, un juego más recordado por el codazo (y penal no marcado) de Mauro Tassoti a Luis Enrique que le rompió la nariz. Luis Enrique, con el rostro ensangrentado y furioso le reclamaba al árbitro que, impasible, solo miró para otro lado y dictó: Juegue.
En el Mundial de Francia 1998 vuelve a quedar fuera la Furia Roja en la fase de grupos al perder sorpresivamente con Nigeria 3-2, empatar con Paraguay a cero y ganar infructuosamente a Bulgaria por 6-1.
El Mundial de Corea-Japón 2002 fue de nuevo toparse en cuartos de final y salir en esa fase. La Furia Roja avanzó ganando sus tres partidos de primera fase (3-1 a Eslovenia, 3-1 a Paraguay y 3-2 a Sudáfrica), en octavos empató a 1 con Irlanda y la venció en penales pero cayó en cuartos con Corea del Sur en penales (con un arbitraje totalmente volcado a favor del rival).
En el Mundial de Alemania 2006, España, ya con Luis Aragonés como director técnico, vuelve a avanzar ganando claramente sus tres juegos de la fase de grupos, pero esta vez cae en octavos 3-1 ante Francia. A pesar del nuevo descalabro, se decidió darle continuidad a Luis Aragonés y éste logró llevarlos a ganar la Eurocopa 2008. Desde el Mundial de Alemania y claramente en la Eurocopa de 2008, España ya había adoptado el juego que luego sería famoso como Tiki-Taka. El toque por encima del choque, La Roja dejaba de ser la furia. Aragonés sin embargo se despidió de la selección por decisión propia y su lugar lo tomó Vicente del Bosque. Felizmente para España, del Bosque decidió darle continuidad al trabajo y estilo desarrollado por Aragonés y esto derivó en el título de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.
El Mundial de Sudáfrica 2010 mostró el nacimiento de dos selecciones nacionales que adoptaron un estilo similar: el del FC Barcelona. Las dos selecciones fueron España (campeón) y Alemania (tercer lugar). Ambas selecciones sin duda desarrollaron el mejor juego en Sudáfrica y debieron enfrentarse en la Semifinal, en la cual todo se decidió a favor de España gracias a un cabezazo de Carles Puyol. En la Final España ganó a Holanda en tiempos extras (el partido oficial terminó 0-0) y a escasos 4 minutos de irse a la tanda de penales. El héroe de aquel gol fue Andrés Iniesta y aquel equipo ya registrado en la historia contaba con Íker Casillas, Carles Puyol, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Joan Capdevilla, Sergi Busquets, Xavi Hernández, Xavi Alonso, Andrés Iniesta, Pedro Rodríguez y David Villa y entrarían de cambio Cesc Fábregas, David Navas y Fernando Torres. El equipo del tiki-taka tenía como base al FC Barcelona y como cuna a La Masia.
El Mundial de Brasil 2014 volvió a ser de un estrepitoso fracaso al ser eliminada en la primera fase siendo la selección defensora del título.
Para el Mundial 2018, España luce renovada con nuevo técnico, Julen Lopetegui y una camada nueva de jugadores en la que quedan muy pocos campeones del mundo (Pepe Reina, Sergio Ramos, Gerard Piqué, Andrés Iniesta, Sergio Ramos, David Silva), pero confían en las nuevas figuras como David de Gea, Dani Carvajal, Nacho Fernández, Saul Ñiguez, Lucas Vazquez, Jordi Alba, Isco Alarcón, Marco Asencio y Marcos Alonso. En su grupo B (Portugal, Marruecos e Irán) no deben tener problemas para clasificar y por el nivel de juego mostrado en las eliminatorias y los resultados de los últimos juegos amistosos, España bien puede soñar con una nueva generación campeona del Mundo. La Roja del toque y del tiki-taka es candidata a la final.